Noticias UCC

Una transformación competitiva

Publicado el 17/10/2018 en Noticias UCC

En el marco del II Workshop de Bioinformática y Bioestadística en Genómica, nos visitó el responsable del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Provincia de Córdoba (MINCYT), Walter Robledo. El evento se realizó del 1 al 3 de octubre en nuestra Facultad de Ingeniería. En diálogo con Noticias UCC nos habló de los temas fundamentales para el desarrollo de la cartera que dirige.

¿Cuáles son los temas que prioriza la Provincia en materia de ciencia y tecnología (CyT) y cómo impacta en ellos la bioinformática?

Uno de los temas priorizados desde la Provincia y en particular desde el MINCYT tiene que ver con el área de producción de alimentos tanto a nivel de productos primarios como de alimentos listos para el consumo humano. El otro tema es la salud.

En este sentido, nos parece muy importante mejorar la producción primaria mediante el desarrollo de nuestra propia genética vegetal y animal, un espacio que liderábamos en las décadas del 60 y 70. Hoy, claramente eso se perdió.

A través de la genética se puede lograr un mejoramiento significativo de los niveles de producción y su calidad. En particular este II Workshop de Bioinformática y Bioestadística apunta a fortalecer la formación de investigadores y técnicos en la materia y es por eso que la Provincia apoya este tipo de iniciativas. En el área de la salud también se aplica de manera directa este paquete científico tecnológico de Bioinformática y Bioestadística sobre todo en el sector público. Para nosotros tiene mucho valor este espacio de capacitación y actualización.

Hay ideas muy interesantes para desarrollar en nuestras economías regionales y muchas veces el sector privado no tiene capacidad de profundizar por el presupuesto que conllevan.

En Córdoba las universidades privadas empiezan a crecer en materia de investigación. Por ahí no tienen el volumen de las investigaciones en el sector público, pero tienen mucha calidad y es notable cómo se percibe la vinculación de ese conocimiento y su aplicación o transferencia a la actividad económica de nuestra provincia.

Con respecto a nuestra economía actual en la que hay muchos presupuestos ajustados, muchos recortes. ¿Cómo evalúa el impacto en ciencia y tecnología?

A nivel nacional existe un planteo de ajuste. El gobierno se comprometió a no emitir moneda por un lado, y por el otro lado, achicar el gasto público. Eso implica disminuir los presupuestos en todos los frentes y esto significa que el ajuste también está planteado en el presupuesto nacional de CyT que se ha elevado a Diputados.

Desde nuestro ministerio, tenemos una mirada crítica al respecto. Hemos planteado analizar y definir los nuevos presupuestos tanto de las universidades como del INTA, del CONICET y de las distintas instituciones de ciencia y tecnología nacionales, de forma tal que el impacto sea el menor posible sobre el desarrollo de las actividades de investigación, y de los procesos de inversión en infraestructura científica y tecnológica. Me refiero fundamentalmente a la actualización de los equipos, a la compra de todos los insumos, y la literatura necesaria para sostener las actividades de investigación.

Entendemos que el ajuste hay que hacerlo, tal cual está planteado en todos los frentes, pero en  el caso de CyT proponemos sentarnos a discutir sobre como redistribuir la asignación del presupuesto, para que sea más eficiente. A través de los diputados de Córdoba, estamos abriendo la discusión para proponer un presupuesto, que si bien acotado, sea mejor asignado a las distintas funciones de CyT.

¿Qué puede comentarnos respecto al cambio del ministerio a secretaría a nivel nacional?

 Es una pérdida de calidad institucional, que es, a mi parecer, más significativa que el ajuste presupuestario que es más coyuntural. Con esto quiero decir que se puede discutir y entender que una coyuntura se tenga ajustar, y eso puede revisarse de aquí a uno o dos años. Pero un ajuste de una estructura institucional no es tan fácil de recuperar.

Particularmente, hemos lamentado que el rango ministerial del área de CyT se pierda porque entendemos que es muy importante participar en forma directa de la discusión de los temas nacionales. En paralelo la posibilidad de estar sentado en esa mesa de decisiones permite defender mejor los presupuestos y argumentar el por qué hacen falta. Por eso entendemos que perder ese lugar a nivel de la mesa de ministros es delicado, y nos preocupa.

En mi caso, participo en los grandes temas que tiene la Provincia para definir. Tengo la oportunidad de discutir mano a mano con los otros ministros, interactuar de una forma mucho más proactiva y acercar más a la CyT como posibles herramientas e instrumentos que puedan ayudar a abordar esos problemas.

¿Qué proyecciones hacen entonces?

Intentaremos trabajar desde las provincias, desde el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología, más en cercanía con nuestros diputados, nuestros senadores y las comisiones que gestionan el presupuesto, para sostener la CyT.

En un país como el nuestro, tenemos una gran oportunidad de crecer, de ganar competitividad, de ganar soberanía, ganar independencia, desarrollar mejor nuestra potencialidad como sociedad y como país si nos apoyamos en la CyT.

También sostengo que la comunidad científica debe hacer una autocrítica y comprometerse más en la transferencia de los conocimientos que gestiona para lograr una real transformación de nuestra sociedad. Desde las ciencias básicas se puede hacer: desde la matemática, la física, la química, la biología, y fundamentalmente de las aplicadas como la agronomía, las ciencias de la salud, la informática, entre otras. Está empezando a ocurrir ese cambio, pero nos hace falta más. Yo estoy en este workshop para apoyar estas iniciativas y para incentivar esa vinculación.

  ciencia     vinculación     ministerio     CONICET     Facultad de Ingeniería     bioinformática     workshop     MINCyT     tecnología     ajuste     bioestadística     Walter Robledo  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn