CORONAVIRUS:  Información actualizada, medidas y contactos.  

Noticias UCC

Querida Amazonia

Publicado el 06/03/2020 en Noticias UCC

A comienzos de 2020, cuando la humanidad sentía fuertemente la amenaza de una gran confrontación mundial, el Papa lanzaba una invitación: que la esperanza "anime la mirada con la que nos adentramos en el tiempo que nos aguarda."

El 2 de febrero, día de la Presentación del Señor, Francisco promulgaba la Exhortación Postsinodal "Querida Amazonía". La misma fue presentada el 12 de febrero, aniversario del asesinato de Dorothy Stang. La fiesta de la "luz que alumbra a las naciones" (Lc 2,32) y la conmemoración de un martirio daban un marco muy significativo al mensaje que el Papa entregaba a la Iglesia y al mundo.

El documento es una expresión de amor hacia la Amazonía y a toda la humanidad, un bello canto de esperanza, a pesar de vivir en un tiempo en el que "sentimos que ya es tarde" (111) para remediar todo el daño que se le ha hecho a la Madre Tierra.

La Exhortación tiene un fuerte talante místico profético y su discurso está jalonado por citas de poetas y escritores que, sin dejar de lado la dura realidad de sus pueblos, exaltan la belleza de sus culturas y de su ambiente ¡Esto es muy novedoso en un documento oficial!

El número 7 del documento resume de manera muy bella el mensaje que Francisco quiere transmitir:

Sueño con una Amazonia que luche por los derechos de los más pobres, de los pueblos originarios, de los últimos, donde su voz sea escuchada y su dignidad sea promovida.

Sueño con una Amazonia que preserve esa riqueza cultural que la destaca, donde brilla de modos tan diversos la belleza humana.

Sueño con una Amazonia que custodie celosamente la abrumadora hermosura natural que la engalana, la vida desbordante que llena sus ríos y sus selvas.

Sueño con comunidades cristianas capaces de entregarse y de encarnarse en la Amazonia, hasta el punto de regalar a la Iglesia nuevos rostros con rasgos amazónicos.

Cuatro sueños estructuran el documento. Tres de ellos se refieren a temas que nos conciernen a todos. Uno solo, el último, se refiere a la Iglesia. Y es bueno que sea así, porque pone en evidencia que es más importante lo que nos une que lo que nos divide y más grande lo que nos convoca. De este se esclarece la misión de una Iglesia servidora y en salida.

Muchas personas lamentan que el Papa no haya aprobado la ordenación de hombres casados ni el diaconado de las mujeres. Quizás el difícil clima que estos temas habían generado no hacía oportuna una decisión semejante. Pero el camino está abierto, el tiempo es superior al espacio y se han desatado procesos sinodales de largo plazo que permitirán avanzar con pasos firmes. Los trabajos del Sínodo no han sido anulados. Todo lo contrario. Francisco quiere presentar oficialmente su documento conclusivo y pide "que toda la Iglesia se deje enriquecer e interpelar por ese trabajo (…) y que pueda inspirar de algún modo a todas las personas de buena voluntad" (5).

Desde nuestro lugar en la UCC este documento resulta iluminador. Si lo tomamos en serio podremos aprender, como indican las Preferencias Apostólicas Universales, a caminar junto a los pobres en una misión de reconciliación y justicia, acompañar a los jóvenes en la creación de un futuro esperanzador y colaborar mejor en el cuidado de la Casa Común.

Considero que la Exhortación postsinodal es un regalo del Espíritu que nos sigue impulsando a una real y profunda reforma humana y eclesial.


Por María José Caram. Doctora en Teología y profesora de nuestra Facultad de Teología.

  documento     Querida Amazonia     Exhortación Postsinodal     Facultad de Teología     Francisco     Preferencias Apostólicas Universales     Teología     Amazonia     papa     María José Cara  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn