Noticias UCC

Ley de parto humanizado

Publicado el 13/10/2015 en Actualidad

Por
Dra. Analía Cudolá, decana de la Facultad de Medicina de la UCC

Dr. Enrique Majul, director médico de la Clínica Universitaria Reina Fabiola

Con la reglamentación de la Ley Nacional de “Parto Humanizado” (Nº 25.929),  luego de once años de sancionada y promulgada, se pone en el tapete temas como los derechos de la madre y del niño vinculados al tipo de atención durante el nacimiento. Estos incluyen aspectos relacionados a la modalidad de parir y a la manera de vincularse con el niño planteado básicamente desde el deseo expresado por la madre. El Ministerio de Salud de la Nación, entiende por “parto humanizado “o “parto respetado” a la asistencia caracterizada por  el respeto a los derechos de los padres y niños/as en el momento del nacimiento.

En nuestro país,  se viene trabajando con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) Unicef- Argentina en la estrategia Maternidad segura centrada en la familia (MSCF), tendiente a reducir la mortalidad materna y neonatal y cuya base son  la seguridad del paciente y los derechos de los padres y de sus hijos/as.

Esta estrategia de salud pública comienza a ser aplicada en Buenos Aires y otras provincias, incluida la provincia de Córdoba. Si bien de esta manera se fueron poniendo en práctica algunos puntos mencionados en la ley, se presenta un escenario que merece ser considerado a fin de generar las estrategias pertinentes para su adecuado cumplimiento. Y requiere de la maduración por parte de la sociedad para que entienda que la prioridad de la propuesta es garantizar la maternidad segura.

Nuestra Facultad de Medicina conjuntamente con la Clínica Universitaria Reina Fabiola, entienden que la "humanización de la Medicina", aplicada a todas a todas las especialidades, forman parte de la visión y misión institucional y por ello se vienen trabajando desde siempre.

Particularmente, la Clínica mantiene una posición de análisis e interpretación de la ley que busca en primer lugar la premisa del trato humanizado de la madre y el niño. Apunta a un trato humano y personalizado en todo lo que respecta a la atención de cualquier paciente que acude a la institución, pero siempre a partir de una análisis de los puntos de encuentro o distanciamiento entre "trato humano" y "seguridad del paciente". Cuenta con un centro de atención y derivación de la madre y el niño donde, ya antes de que surgiera esta ley, la atención del binomio madre niño e incluso familia, respetó gran parte de los conceptos que expone la misma desde siempre.

Algunos puntos de la reglamentación de la ley se presta para el debate. No sobre si el parto y el cuidado del niño debe ser humanizado si no de cómo se deben interpretar ciertos párrafos que, según la lectura de una madre, de un familiar o de un profesional puede ser distinto y prestarse a confusión. A esa confusión la dirime la reglamentación a favor de la persona asistida y aquí es  donde, en resumen, se observa un punto controversial en la ley porque más allá del consentimiento informado, de las explicaciones y de toda la información que puede existir durante todo el embarazo, la relación médico paciente y su seguridad deben primar.

La esencia de la palabra humano debe referirse al respeto de la persona, al respeto por la vida, pero debe incluir la seguridad del paciente y no debe existir un enfrentamiento o una colisión entre seguridad y respeto.

Nuestra misión es, desde el primer contacto entre la madre y el médico, acompañarla durante los nueve meses junto a su familia, permitirle el derecho a estar informada de todas las prácticas y actividades que se realizan o se pudieran realizar, e informarla de las ventajas y desventajas que puedan surgir de las sugerencias que haga la paciente o la familia. Así se llegará al momento del parto en una relación médico paciente tan amalgamada y tan bien entendida que no será necesario recurrir a una ley o una reglamentación para hablar de parto humanizado.

En esta línea y en el marco de la ciencia, conciencia y el compromiso, la Facultad de Medicina se propone una formación que se adecúe a esos requerimientos para garantizar que los futuros profesionales adquieran el perfil que les permita el logro de estos objetivos.

  universidad católica de córdoba     clínica universitaria reina fabiola     medicina     ley de parto humanizado     noticias ucc     enrique majul     analía cudolá  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn