CORONAVIRUS:  Información actualizada, medidas y contactos.  


Ecos de la diplomacia Vaticana

Ecos de la diplomacia Vaticana

Publicado el 05/10/2015 en Especial Papa Francisco

Por M. Florencia Rubiolo
Titular de Historia de las Relaciones Internacionales
Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales

Las recientes visitas del Papa Francisco a Cuba y a Estados Unidos han alimentado un torbellino de voces, de diversas perspectivas y tenores, acerca de la influencia de la diplomacia de este Jefe de Estado en el devenir de los temas centrales del debate internacional contemporáneo.

El deshielo de las estancadas relaciones Cuba-Estados Unidos ha sido reconocido como uno de los principales logros diplomáticos del Sumo Pontífice. Tanto Obama como Raúl Castro hicieron explícito su agradecimiento a Francisco por su intermediación que facilitó el tan esperado acercamiento bilateral, y que en estos últimos meses se tradujo en la asistencia de Cuba a la Cumbre de las Américas por primera vez, en la reapertura de embajadas, y en la adopción de medidas comerciales, impositivas, y migratorias –entre otras- que han favorecido el descongelamiento de los vínculos bilaterales.

Las sendas visitas a la Cuba y Estados Unidos se orientan a reforzar este esfuerzo diplomático de la Santa Sede por acercar las posiciones entre ambos actores. Pero también, se inscriben en la búsqueda de transmitir, a través de acciones concretas, un posicionamiento renovado y revigorizado del Vaticano –o al menos de su máximo representante- sobre discusiones centrales de la agenda global.

Uno de los ejes en los que se basaron los pronunciamientos de Bergoglio  ante el Congreso de los Estados Unidos y también ante la Asamblea General de la ONU, fue la problemática medioambiental. Sus alocuciones, en las que destacó la responsabilidad de grandes conglomerados empresariales y el rol de determinadas economías estatales industrializadas en el deterioro medioambiental, refuerzan las afirmaciones presentadas en la recientemente publicada Encíclica Laudato si. La diplomacia de Francisco, que denuncia una relación directa entre la destrucción del medio ambiente, la pobreza y la explotación económica, y que a su vez incluye una advertencia sobre los efectos de exclusión social que genera este círculo, se ha hecho escuchar en el epicentro económico mundial. Este mensaje llega en un momento internacional clave: la preparación de la Cumbre de París sobre Cambio Climático a realizarse el próximo diciembre.

En un segundo eje, ante la Asamblea General, Bergoglio se afirmó en una posición que sigue la línea latinoamericanista y del mundo menos desarrollado, denunciando a los Estados que, con intenciones egoístas en el sentido realista clásico del término, manipularon a la organización internacional para justificar guerras –o invasiones- difícilmente legitimables por otros medios.

Finalmente, y dada la relevancia mundial de las crisis migratorias –no solo la crisis de refugiados sirios, sino también la de refugiados de Myanmar en el Sudeste de Asia, y la migración a Estados Unidos, entre otras- el Sumo Pontífice advirtió sobre la futilidad de las políticas disgregatorias y discriminatorias. Este gesto, fue en clara alusión a las vallas y muros que se reproducen a lo largo de las fronteras de varios Estados europeos, y también a la política migratoria norteamericana que hoy está en el candelero de la disputa presidencial.

La diplomacia Vaticana ha tenido un influyente rol en períodos claves de la historia mundial. Sin embargo, ha sido Francisco el primer Papa en ser recibido por el Congreso norteamericano, y el que en mayor medida ha contribuido al avance en la resolución de conflictos profundos en el continente americano. Su impronta latinoamericanista y su desafío a ciertas premisas centrales del sistema económico actual han generado voces a favor y en contra de esta imperiosa revitalización y aggiornamiento de la diplomacia de la Santa Sede demostrando a las claras que las intenciones del Sumo Pontífice exceden con creces la dimensión religiosa. 

  especial papa francisco     ecos internacionales de la diplomacia vaticana     ucc     universidad católica de córdoba     florencia rubiolo  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn