Noticias UCC

Ciudades inteligentes

Publicado el 27/10/2017 en Ingeniería

En los últimos años el término smart cities, generalmente traducido como “ciudades inteligentes”, ha cobrado fuerza y está en auge a la hora de referirse a aquellas urbes que utilizan la tecnología para facilitar la vida de sus ciudadanos.

Es que las ciudades se han transformado en usinas de desarrollo económico y el mundo se sigue urbanizando a un ritmo frenético. Pero en realidad no se trata solo de tecnologías y aplicaciones novedosas, va mucho más allá. Y tiene que ver con la innovación. Tal como lo entiende Luis Castiella, director nacional de Investigación, Desarrollo y Control del plan País Digital (impulsado por el Ministerio de Modernización de la Nación), la característica esencial que diferencia una ciudad inteligente es su capacidad de innovación.

El especialista visitó la UCC para hablar sobre este tema y lo entrevistamos:

¿Qué es una ciudad inteligente?

 En realidad no está muy claro qué es o cómo se gestiona este tema, qué beneficios tiene y cómo sería una hoja de ruta para lograr una ciudad inteligente. Por eso me gusta el abordaje académico, venir a estos ámbitos, porque permite tratarlo un poquito más doctrinariamente. En general se habla solo de tecnologías o productos más o menos novedosos y en realidad es mucho más que eso.

Uno lo asocia a eso... 

Pero es una parte, ni siquiera es la más interesante. A mí la parte que más me gusta es la que tiene que ver con el planeamiento y se hace inteligente una ciudad. En este marco, el tema de  los nombres es importante.  El concepto de smart, por su significado en inglés, hace referencia a listo, canchero y eso tiene que ver más bien con la tecnología. Es decir, tener la información, los medios, la capacidad de reaccionar cuando llega el dato para tomar una decisión, la infraestructura tecnológica, la conectividad, buenas plataformas. En cambio, la parte de la inteligencia la asocio más bien en el capital humano. Es decir, qué haces con eso, a veces cuando se habla de smart city solamente se piensa en todo lo que es equipamiento pero no se tiene en cuenta el desarrollo. Es un poco la realidad de nuestro país, si a las ciudades de la Argentina las llenaras de tecnologías y  productos novedosos, muy poco se podría hacer porque no existen las estructuras o los equipos, el capital humano formado y desarrollado para sacarle el jugo a esas nuevas tecnologías.


Luis Castiella.

¿Porqué es importante desarrollar ciudades inteligencias?

El mundo se ha urbanizado. Hace 100 años solo el 20 % de la gente vivía en ciudades, pero  eso se está invirtiendo. Hoy la cantidad de gente que vive en las ciudades superó más del 50% y en los próximos años va a ser el 75%. El 93 % de la población argentina es urbana. Las ciudades hoy son las fuentes de negocios, las empresas no deciden más instalarse en un país, deciden instalarse en una ciudad porque son polos de desarrollo económico.  

¿Qué condiciones debe reunir  una ciudad para que sea inteligente?

Hace unos años se estudiaron las ciudades inteligentes y se llegó a una definición que plantea que es aquella que es innovadora, que usa las tecnologías para mejorar la calidad de vida cuidando el medio ambiente, sin comprometer las generaciones futuras. También es competitiva. Las ciudades compiten entre sí ofreciendo  educación, buenas prestaciones de salud, con cosas que han heredado o se han producido naturalmente a lo largo de los años pero a eso se debe sumar la capacidad de gestionarlo de manera inteligente. El crecimiento es posibilidad de desarrollo económico y social, las ciudades más inteligentes son las que más crecen.

¿Qué ciudad podemos tener como modelo?

Siempre digo que las ciudades inteligentes no existen pero que las hay, las hay. Es difícil porque se trata de un proceso dinámico, que nunca se alcanza.

Pero si tuvieras que elegir alguna... 

Cuando desarrollamos modelos para comparar siempre miramos a Barcelona. Por su diseño, su dinamismo, su mejora constante, su capacidad de innovación, multicultural, turística. Es una ciudad que atrae.

Supongo que debe influir su situación política actual

Estos problemas políticos que se están viendo tiene que ver con lo que está pasando en el mundo, hay como un  desbalance. La balanza del poder está empezando a torcer para las ciudades y si vos analizas las elecciones muestran un electorado que vota con cerebro urbano. No votan las problemáticas internacionales, votan sus problemas y esos problemas son municipales, es decir más domesticas. Las ciudades más inteligentes son las que pueden receptar eso, que la gente tenga poder, que pueda generar actividad económica, que tenga peso político. Por eso este tema de las ciudades está produciendo sus impactos políticos en todo el mundo.

¿Y en nuestra región? ¿Qué ciudad podemos mirar en América Latina?

Están los casos de Medellín en Colombia, Curitiba y Fortaleza en Brasil. También Río. Chile, Ecuador. Los países de la región están pasitos más adelante que nosotros en este tema. Acá hay casos aislados que se han producido por iniciativas y cuestiones culturales que hace que se puedan manejar de forma independiente de una forma distinta al resto del país como los casos de Rafaela o Bahía Blanca. También he visto casos de ciudades en los que las cosas que se han hecho parecen smart pero viene un nuevo gobierno y las cambia completamente.

¿Cuál es el gran desafío de nuestro país y de Córdoba?

El país tiene un potencial infinito en materia de capital humano, lo que pasa es que, sin entrar en cuestiones políticas,  cada gestión privilegia o prioriza rumbos o cosas y el Estado ejerce un liderazgo innegable. El país tiene un gran potencial en su capital humano para encarar este tipo de proyectos. Un ejemplo es el que estemos acá, en la UCC, que tiene una Facultad de Ingeniería, que tiene ocho carreras. Esto significa un potencial gigantesco. Pero también tiene un problema estructural terrible, tiene que ver con cómo está estructurada la política o el poder en este país. El municipio, que hoy tiene un rol súper relevante tal vez en lo que es la parte de legislación, no ha sido acompañado. Córdoba es una excepción en ese caso porque tiene un régimen muy interesante a donde hay que ir a futuro. Al municipio hay que hacerlo crecer, darle incentivos, reglas y medidas para ver bien cómo evoluciona su gestión e ir dándole recursos y la autonomía para que ellos decidan crecer y tomar sus decisiones y encaminar su proceso de desarrollo. El Estado tiene que apoyar eso. Creo que no podemos depender de un Estado que haga todo. Es un gran impulsor, un gran líder, marca rumbos, marca caminos, puede financiar, puede ayudar pero acá hace falta la iniciativa de todos los actores, públicos, privados, académicos, lo que nosotros tenemos que hacer es interpretar lo que está pasando con el mundo, traer recursos, capital humano, liderar esos procesos de transformación; hacer que la maquinaria comience a funcionar de manera autónoma. 

¿Y a nivel académico?

Hace falta modernizar los planes de estudio porque hoy las demandas y las oportunidades que hay nos exigen nuevas capacidades. Es necesario desarrollar programas de formación para los nuevos funcionarios públicos donde no basta con dominar bien un campo del conocimiento. Puede existir un capital humano extraordinario pero las políticas públicas deben acompañarse con formación académica.

  ciudades inteligentes     universidad católica de córdoba     luis castiella     entrevista     país digital: ingeniería     ucc  
Comunidad UCC

COMUNIDAD UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn RSS