Studia Politicae

Federico Zapata

Zanón: La lucha obrera en la Argentina pos-estatal[1]
  
Formulación del problema[2]
 
I - En 1980, André Gorz publicó un trabajo titulado “Adiós al proletariado”. Este libro abrió un intenso debate en el ámbito académico, pero también en el mundo real, sobre el papel del trabajo en nuestras sociedades contemporáneas. Sin duda que el sugerente texto estaba acompañado en la materialidad por profundas transformaciones que comenzaban a emerger en nuestras sociedades. Esto es, transformaciones propias del capitalismo avanzado que afectaron el mundo del trabajo, las formas de inserción en las estructuras productivas y las formas de representación política y sindical. Los avances tecnológicos permitieron la automatización, la robótica y la microelectrónica. Este paisaje transformó la cartografía de las fábricas industriales (relaciones de trabajo y reproducción del capital). El fordismo dejó de ser el paradigma dominante en los procesos productivos. Dos ejes fueron centrales en este proceso: por un lado lo que se denomina como la “especialización flexible”[3], y por el otro lo que se conoce como el “toyotismo o modelo japonés”[4]. Este nuevo esquema se ha universalizado en una combinación adaptativa con las formas fordistas de organización productiva. La informática ha sido clave al adaptar los grandes conglomerados con las pequeñas plantas descentralizadas, que propician mayor participación del factor trabajo y diversidad de la oferta respondiendo a las condiciones de la demanda. Las consecuencias de la implementación de estos modelos productivos están a la vista. Por un lado asistimos a una desproletarización del trabajo industrial fabril[5] en los países capitalistas avanzados, con mayor o menor repercusión en las áreas industriales del tercer mundo. Es decir, ha habido una disminución de la clase obrera tradicional sobre la que se montaron los enfoques conceptuales y prácticos más significativos del siglo XX. Pero en paralelo a este proceso, se ve un aumento de los asalariados insertos en el sector de los servicios[6] que ha crecido en forma importante. A este escenario se le deben sumar una fuerte tendencia hacia la heterogeneidad en el mundo del trabajo ejemplificada por la inserción de la mujer[7] en los procesos productivos, y un aumento de la sub-proletarización intensificada[8] que se desprende de los trabajos parciales, temporales y precarios que marcan la sociedad a dos velocidades sobre la que tanto se ha insistido. Todo esto ha generado una reinversión de los flujos de capital laboral humano desde las periferias a los centros en contraste marcado con lo que ocurrió en el capitalismo industrial. El resultado más importante del nuevo mundo es la expansión inédita del desempleo estructural a escala global. En resumen el proceso se muestra como múltiple. En él se genera la heterogenización, fragmentación y complejización de la clase trabajadora, pero no su desaparición.
II - Sobre este escenario es que se desarrolló un nuevo espacio de reflexión y producción teórica que adoptó varias formas, pero que centralmente puede resumirse en la tendencia intelectual de “la tesis del fin del trabajo”. A finales de la década de los setenta André Gorz (1995) desarrolló su famosa tesis sobre el adiós al proletariado. La tesis cuestionaba la concepción de Marx en cuanto a que la esencia del hombre sea el trabajo. Fue Offe el que dio una mayor perfección al planteamiento (1998). Para el neo-marxista, la crisis del trabajo se dimensionaba en dos grandes transformaciones del mundo contemporáneo. En lo económico el paso de la sociedad industrial a la sociedad de servicios, y fundamentalmente sus efectos en lo ocupacional: el aumento de los cuellos blancos en detrimento de los azules, las diferencias cada vez más exorbitantes entre las pequeñas empresas y las grandes o multinacionales, la ampliación de las ocupaciones no manuales frente a las manuales. La segunda transformación tiene que ver con la fragmentación de los mundos de vida de los trabajadores y la consecuente pérdida de importancia del mundo del trabajo en relación la producción de subjetividades e identidades. Para profundizar y siguiendo a De La Garza Toledo (2001), podemos establecer cuatro tesis que desarrollan plenamente el planteo del fin del trabajo:
Tesis 1: La aparición de una economía de servicios genera una heterogeneización tanto dentro como fuera del proceso productivo, lo que se traduce en un grado tal de diversidad social que hace imposible pensar en sujetos amplios del trabajo.
Tesis 2: Ha surgido un nuevo individualismo producto de la fragmentación de los mundos de vida y la pérdida de centralidad del mundo del trabajo en la conformación de la identidad.
Tesis 3: La decadencia del movimiento obrero se debe por un lado a que las empresas han demostrado a los trabajadores que sus enemigos no son los patrones sino la competencia, y por otro lado, porque las transformaciones que dieron origen al estado neoliberal junto con las nuevas formas de producción flexible reducen los espacios de acción sindical[9].
Tesis 4: En nuestras sociedades el trabajo se ha tornado prescindible, y por lo tanto también la clase que vive del trabajo. Al mismo tiempo el capital se ha vuelto inmaterial y sin nombre abandonando un formato de tipo productivo para virar a uno de tipo especulativo (la riqueza social ya no depende del trabajo)[10].
III – En el caso concreto de Latinoamérica, más que una crisis del trabajo existe una precarización laboral. Veamos algunos datos estadísticos al respecto[11]. Dentro de la ocupación industrial la situación varía en demasía de país en país. Así en América Central y el Caribe la población inserta en la industria creció entre 1980 y 1997. En el resto de los países parece decrecer pero muy por debajo de los ritmos en los que decrece en países como los Estados Unidos (- 9,1%) o Canadá (-14,2%). El promedio por país en América Latina y el Caribe es de –0,1%. En general en América Latina el decrecimiento es importante en el sector agrícola y no tanto en el industrial. Con lo cual, el aumento del sector de servicios no parece obedecer tanto a la disminución en la ocupación industrial como a la disminución en los sectores agrícolas, según lo expresa el Centro de Investigaciones Laborales de Clacso. En lo que atañe a la población económicamente activa[12] asalariada con respecto a la población económicamente activa total, en América Latina disminuyó aunque se mantiene en un 50% del PEA. Los técnicos asalariados con respecto al PEA asalariado crecieron en un 20%. En cuanto a los administrativos asalariados en algunos países disminuyó y en otros aumentó, pero tampoco rebasa el 20% del PEA asalariado. Es decir entre administradores y técnicos asalariados representan el 40% del PEA asalariado, quedando el 60% restante compuesto por obreros y operarios de distintas ramas de la producción. Como corolario podemos decir con De La Garza Toledo “...si puede hablarse de crisis del trabajo en América Latina, esta no podría atribuirse a la ausencia de trabajo asalariado, ni de empleo industrial, ni a un crecimiento explosivo de los trabajadores técnicos y administrativos. En todo caso, la crisis puede tener que ver primero con el desempleo que creció en los noventa en la mayoría de los países, con la disminución de los salarios reales que se produjo en la mayoría de América Latina, y sobre todo por el crecimiento de la economía no estructurada (...) principalmente las ocupaciones por cuenta propia (...) además del empleo en micro establecimientos, que en general funcionan en condiciones precarias de salarios, seguridad de empleo y condiciones de trabajo...”(2001:28). De tal forma, que aquella crisis del trabajo (industrial) propia del primer mundo se manifiesta en América Latina como crisis de empleo en unidades pequeñas, medianas e intermedias, con crecimiento de micro unidades. Con ello la fragmentación no es por mundos de vida separados sino por la aparición de una estructura productiva que trabaja en micro unidades separadas. No es la sociedad pos-industrial del consumo sino la sociedad de la precariedad y la exclusión del neoliberalismo, y este es un dato común en la experiencia de los países no desarrollados, cosa que no es para subestimar a la hora de pensar en articulaciones de identidades sociales amplias inclusive fuera de los marcos estatales.
IV – Argentina quizás sea el país en donde la aplicación del modelo neoliberal en términos relativos ha provocado mayores daños. El 2001 fue un año marcado por la debacle de todos los índices socio-económicos. En lo financiero después de dos años de recesión económica se produjo un colapso que terminaría en noviembre del año mencionado, con una fuga de reservas en la semana que va del 26 al 30 de 2.727 millones de dólares, proceso que desembocaría en la confiscación de los ahorros y una devaluación de la moneda. En lo comercial-productivo la ocupación promedio de la capacidad instalada cayó a un 50%, y en algunas ramas como la automotriz y la construcción a un 20%. Pero para medir esta crisis el índice más certero es la desocupación que ha superado el record histórico, sumando además a 18 millones de pobres y 3 millones de niños en situación de indigencia. Si repasamos el escenario de precariedad que atraviesa a toda Latinoamérica y que hace en el caso argentino, que el 50% de los asalariados reciba menos de $300 (80 dólares), tenemos una clara descripción de la crisis por la que atraviesa el país. En este marco estructural y como respuesta a las transformaciones del mundo productivo que vengo describiendo desde la década del 70, es que vienen apareciendo nuevas formas de protagonismo social. El hito en nuestro país lo ha marcado sin duda el Movimiento de Trabajadores Desocupados, que desde Cutral Có a Tartagal no ha dejado de generar experiencias novedosas de gran interés. En este marco es que ha emergido un proceso sumamente abierto y rico en potencialidades, que es el Proceso de Recuperación de Fábricas. Fue la cooperativa Unión y Fuerza, ex fábrica Gip Metal de Avellaneda, la que en diciembre del 2000 inició este proceso. Desde este puntapié inicial y mediando el 19 y 20 de diciembre (punto de ruptura histórica), ya suman 150 las fábricas que han vuelto a producir gestionadas por sus propios obreros, dando empleo a unas 12 mil familias en todo el país con un sueldo promedio de 1.100 pesos por trabajador. Además hay cerca de un centenar más de fábricas que se encuentran en vías de producir. Estas empresas son hijas de quiebras o surgen tras ser abandonadas por sus dueños[13]. Estas experiencias no sólo son llamativas en lo que hace al proceso de lucha que iniciaron colectivamente los trabajadores y que se manifiesta en las modalidades sociales y solidarias de producción que adoptan[14], sino también en el proceso de tipo político que desarrollan, y que cuestiona desde una situación particular, la universalidad de las relaciones sociales. Es decir, son experiencias que no se atrincheran sobre el logro económico de reabrir la empresa y recuperar la fuente de trabajo, sino que desarrollan un espacio de nuevas formas de sociabilidad en el marco de asumir la no separación de la esfera económica-social de lo político. Con ello, los trabajadores involucrados se han definido desde un espacio de identidad colectiva, que vuelve a poner en el centro de la discusión el papel de un sujeto social referenciado en el mundo del trabajo como eje de masas en su movilización destituyente-constituyente, recuperando la esencia (aunque no necesariamente las formas) de aquellas máximas de libertad, igualdad y solidaridad, que penetran en el itinerario corporal del deseo afirmativo del ser. Estamos al igual que en el caso de otras experiencias novedosas como los piqueteros, ante la aparición de una nueva radicalidad, llena de creatividad y de potencialidad para cuestionar el sistema regido por el dominio del capital. Es ante esta experiencia y su relevancia político-social que surge la problemática de investigación.
 
 
Pregunta de investigación[15]
 
En el contexto de las transformaciones estructurales operadas desde la crisis de 1973
¿Cuáles son las representaciones sociales que los trabajadores de Zanón expresan sobre Proceso de Recuperación de Fábricas en la Argentina?
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Anticipaciones
de sentido[16]
I) El mundo del trabajo sigue siendo un lugar clave en la construcción de identidades sociales amplias capaces de motorizar transformaciones sociales profundas[17] Las nuevas formas de protagonismo social asumen la construcción del poder popular, es decir, entienden que el poder no es una cosa que está depositada  en alguna institución y que debemos tomar, sino que es una relación social que se construye colectivamente y que se refleja en los apartos institucionales. IV) El 19 y 20 de diciembre puede leerse como una insurrección de un nuevo tipo. Por un lado, marcó el fin de la estrategia de poder expresada en la fórmula “nunca más”, como mecanismo que obtura la expresión popular a partir de la dicotomía democracia-dictadura. Por otro lado abrió un espacio de visibilidad pública y diálogo con la totalidad social que ya no podía desconocer estos procesos. Es decir, el 19 y el 20 de diciembre legitima la lucha social como impulsora del cambio. V) Los nuevos movimientos sociales se caracterizan por su autonomía con respecto a las instituciones, ya sean sindicatos, partidos y el mismo estado. Además, e íntimamente relacionado a esta autonomía, la no necesidad de reproducir internamente las estructuras estatales para actuar en las instituciones (cosa que sí les ocurre a las partidos de izquierda) hace que logren organizarse a través de esquemas horizontales. VI) La articulación y coordinación con los diversos espacios sociales que están en lucha se vuelve clave para estos espacios, evitando así el aislamiento y las posibilidades de debilidad frente al aparato represivo, pero también potenciando las experiencias a través de los intercambios y la construcción de coincidencias políticas para avanzar en alternativas populares. Estas articulaciones no se expresan en el instrumento político que emerge de lo social y por sobre la multiplicidad, sino más bien, en pensar lo social y político como dos instancias no separables. VII – Siguen desarrollando el “cambio social” como una transformación radical o revolucionaria de la sociedad. Lo que lo distingue de las experiencias del siglo pasado es que predominan los elementos propositivos por sobre los negativos. En este sentido, tiene dos dimensiones. Por un lado, se expresa en lo cotidiano, en la capacidad de empezar a transformar el mundo desde la raíz, que son las situaciones en donde habitamos. Por otro lado, los micropoderes se articulan en puntos nodales (como sostengo que es el trabajo) para transformar la macro-política..

 
III – Objetivos[18]
 
Objetivos generales:
Conocer las representaciones sociales de los trabajadores de Zanón sobre el proceso que llevan a cabo.
Objetivos específicos:
Analizar la constitución de su identidad y definición como colectivo. Analizar el sentido que le asignan al trabajo en el marco de la llamada crisis de la sociedad del trabajo. Analizar las relaciones económicas que construyen el orden práctico cotidiano de la experiencia; Analizar como reinterpretan en su experiencia concreta el debate entre cooperativismo – estatización. Analizar sus representaciones con respecto al sistema capitalista; Analizar como conceptualizan el poder. Analizar la reconstrucción del pasado en base a la experiencia concreta; Analizar el significado que le asignan al 19 y 20 de diciembre. Describir el rol que le asignan a las instituciones, ya sean partidos políticos, sindicatos o Estado. Analizar la forma en que se organizan y el significado que le asignan a tal modalidad. Analizar cómo incorporan o trabajan con las diferencias en el marco de una experiencia colectiva. Describir el rol que han jugado el género, la edad y las nuevas identidades culturales en la experiencia. Analizar cómo se relacionan y articulan con las distintas experiencias de lucha al exterior de la empresa. Analizar cómo piensan que se construye un proceso de transformación social en la Argentina actual, articulando en su caso, una experiencia micro con un proyecto macro.
 
IV – Aspectos Metodológicos generales[19]

Paradigma de investigación
Paradigmático Crítico[20].
Enfoque de investigación
Enfoque cualitativo.
Diseño de investigación
Diseño en cascada[21].
 
Estrategia metodológica general
Triangulación de técnicas: “entrevistas en profundidad”, “análisis documental” y “observación participante”.
Técnica de
análisis
Utilizaré una estrategia de análisis de contenido y de análisis de discurso[22].

 
V - Entrevista con Raúl Godoy[23]
 (Obrero de Zanón y Secretario General del Sindicato Ceramista del Alto Valle) 
 
F: ...la primera pregunta que quería hacerte es ¿cómo ha surgido la experiencia?, ¿cómo se han organizado?, (//)[24] y todo el proceso inicial, digamos:
R: ...mirá, fue un proceso largo..., ...esto..., evidentemente no nació de la noche a la mañana //[25], eh, EN REALIDAD TENÍAMOS UN SINDICATO COMPLETAMENTE VENDIDO A LA PATRONAL[26], este, el sindicato ceramista (...) Así que bueno, he... // acá ES UNA FÁBRICA QUE SE CREÓ EN LA ÉPOCA DE LA DICTADURA MILITAR, en el ’78 empezó la inauguración, después en el ’80 fueron inaugurando las otras partes de la planta, SUBSIDIADAS SIEMPRE POR EL ESTADO PROVINCIAL, siempre FUE EL GRUPO ZANÓN, digamos que es una familia, pero a su vez, ES UN GRUPO ECONÓMICO, tienen, siempre tuvieron relaciones con, con, primero con la dictadura militar, y después (con el Menemismo)[27] (...) ASÍ QUE ERA MUY DIFÍCIL ACÁ, ACÁ NO PODÍAS HABLAR, ACÁ DÓNDE HABLABAS TE MARCABA EL SINDICATO, O LA EMPRESA, Y BUENO, TE ECHABAN (...) El laburo que empezamos a hacer (...) era muy difícil (...) la cuestión fue que, nos empezamos a juntar afuera, empezamos a organizar partidos de fútbol, ir a tomar una cerveza, y toda la organización para dar después la pelea acá adentro, fue afuera de la fábrica, fue...//, este, en otros lugares, nosotros la primera pelea fue por recuperar la comisión interna, este..., ellos, veníamos de una situación en el ’98 donde HUBIERON DESPIDOS MASIVOS, hubieron 35 despidos, entre ellos, eh, EL 90% DE UNA AGRUPACIÓN QUE HABÍA ACÁ, SE LLAMABA VERDE Y BLANCA, que ERA SINDICALISTA, netamente sindicalista, no, ERAN COMPAÑEROS HONESTOS, PERO SIN NINGUNA PROYECCIÓN, INCLUSIVE UN POCO INGENUOS A MI ENTENDER, porque digamos ellos hacían algunos planteos de reformas, algunos planteos por ahí querían pelear algo más, pero bueno TERMINARON (TODOS EN LA CALLE)
F: (...todos en la calle...)
R: sí, fueron 35 compañeros que hicieron DESAPARECER, Y DESPUÉS DE TODO ESO, que echan a estos 35 compañeros, UN MES DESPUÉS, LA EMPRESA AUTORIZA A QUE HAYA UNA COMISIÓN INTERNA ACÁ ADENTRO DE LA FÁBRICA. Si ellos vieron que tenían allanado el camino, que no iba a haber nadie que iba a plantear, LO QUE NO TENÍAN EN CUENTA ERA QUE POR ABAJO Y EN FORMA BASTANTE CLANDESTINA, NOSOTROS, NOS VENÍAMOS[28]
F: ...ESTO YA EN PLENA ÉPOCA DE LA DEMOCRACIA[29], o sea, digamos los límites de la constitución...((risas))[30]
R: SI, SI, CLARO, POR ESO DECIMOS LA DEMOCRACIA ES LA DE ELLOS, es DE ELLOS la democracia ((risas)), pero ADENTRO DE LA FÁBRICA, PERVIVE LA DICTADURA MILITAR COMO EN LAS MEJORES ÉPOCAS, DIGAMOS, ACÁ ADENTRO TE PERSIGUEN IGUAL, LA ÚNICA VENTAJA ES QUE NO DESAPARECES, A LO SUMO TE ECHAN A LA MIERDA Y TENÉS QUE VIVIR DE UN PLAN TRABAJAR. Este..., º(intentan hacerte desaparecer de ESA manera)[31]
F: claro...
R: ...y bueno, fue así que formamos la lista, lo que se llamó LA LISTA MARRÓN en un principio, con compañeros de los distintos sectores de acá de la producción, de línea, de hornos, de talleres (...) ESA ELECCIÓN DE COMISIÓN INTERNA FUE, DIGAMOS HISTÓRICA, desde el punto de vista que votó el 98% de los compañeros en la fábrica, LOGRAMOS QUE VOTARAN EFECTIVOS, CONTRATADOS, TODOS, TODOS, TODOS, VOTARON TODOS, afiliados y no afiliados al sindicato también, este, y el 98% de la fábrica votó esa vez, º(y bueno ganamos nosotros), este ganó la lista marrón con, que sacó casi (el 80% de los votos)...
F: (...el 80% de los votos...)
R: sí, fue IMPRESIONANTE, ésto dio que entramos bastante firme, TENÍAMOS MUCHÍSIMOS PROBLEMAS, LO QUE MÁS TENÍAMOS ERA DIVISIÓN adentro de la fábrica, efectivos, contratados, mensuales, jornalizados, DIFERENCIA DE SUELDO, ENORME, había compañeros que ganaban $ 500 y otros compañeros que tenían convenios más viejos, que cobraban alrededor de $ 1.500, eh..., entonces era IMPRESIONANTE, digamos, toda la división que había, que alguna era material y otra bastante, TODA FOMENTADA POR LA EMPRESA, así que bueno, fue una pelea bastante dura empezar a unificar estos sectores // , sobre todo los compañeros nuevos que habían entrado en porcelanato, con los viejos compañeros de Zanón que también venían con otra historia, con otras cargas encima, // así que bueno, lo original que se nos ocurrió, fue nuevamente un campeonato de fútbol ((risas)), que esta vez lo organizó la comisión interna, una campeonato que duró un año, este, porque acá adentro, inclusive, cuando salíamos a recorrer los delegados la fábrica, atrás nuestro supervisores, la gente del sindicato que seguía estando, digamos porque un, era recuperar la interna pero la comisión directiva del sindicato seguía como tal, así que te perseguían de los dos lados, y muchos de los compañeros tenían miedo de ... INCLUSIVE DE HABLAR CON NOSOTROS, de traernos reclamos, así que ésto se fue dando la relación con el conjunto de la gente, se fue dando AFUERA, también nuevamente afuera, º(en este campeonato de fútbol que te digo, que duró un año, larguísimo, nos comimos todo el año, los fines de semana en la cancha) ((risas)), PERO HUBO, DIO QUE HUBO UN CONTACTO DIRECTO, CHARLAR TRANQUILOS, y una vez que empezaron a haber problemas acá SERIOS, este, bueno, charlábamos en la cancha y charlábamos acá, y por ahí, compañeros que eran más RETICENTES a alguna medida de lucha, o a estas cuestiones, en la cancha se charlaba, y charlaba con el resto de sus compañeros, y todo, y se fue tomando más cuerpo, y SE FUE TOMANDO NOCIÓN
F: ¿más solidaridad?...digamos...
R: sí, Y NOCIÓN DE QUE EN REALIDAD DEPENDÍA DE NOSOTROS NADA MÁS[32]
F: ¿de ustedes?
R: SÍ, O SEA QUE EL PRIMER LOGRO QUE TUVIMOS COMO COMISIÓN INTERNA FUE HACER UNA ASAMBLEA, DENTRO DE LA FÁBRICA, digamos, eso fue la empresa nos acusó de todo, nos metió denuncias, decía que las asambleas dentro de la fábrica eran ilegales, y bueno de hecho, FUE MEDIA HORA EN EL COMEDOR Y PARA NOSOTROS FUE UN TRIUNFO ESPECTACULAR, que un día media hora en el comedor, EN LA MEDIA HORA DEL REFRIGERIO ENCIMA, NOS JUNTÁRAMOS TODOS EN LA ASAMBLEA A HABLAR, este, ...A PARTIR DE AHÍ CAMBIÓ LA HISTORIA TAMBIÉN..., porque a partir de ahí empezó a quedar asentado que la asamblea tenía la decisión a que las cosas las discutíamos en conjunto y que la decisión la tenían los compañeros, ya sea para ir para adelante, para atrás o para el costado, pero la decisión la tenía el conjunto de la gente. Entonces, ahí fue creciendo la confianza, y digamos, que y este espíritu de unidad que dura hasta el día de hoy, y esta cuestión de la democracia directa, eh, también, digamos que era //, venimos de arrastre desde el ’98 hasta acá... ( )[33] y así pudimos enfrentar uno de los conflictos más, más grandes que hemos tenido, pero digamos que la cosa surge así. (...) Luego de eso, después de dos años, eh empezamos a ponernos en contacto con los compañeros de las otras fábricas, y dijimos bueno vamos a pelear... (el sindicato)...
F: ...(el sindicato)...
R: ...nos decían que era imposible hacerlo, que con los gremios de la CGT era imposible... ((imita tonalmente la subestimación que sufrían)), pero bueno, dijimos, VAMOS A DAR LA PELEA, y bueno la dimos y por suerte salió bien, digamos, y también fue con mucha lucha, fuimos implementando el método de las asambleas también en las cuatro fábricas, fue así digamos, después lo de meter un, el voto en una urna, fue un trámite, pero en realidad, la...//, el sindicato lo recuperamos en una asamblea que hizo la burocracia en Cutral Có, QUE FUE MASIVA, QUE FUIMOS TODOS, este, nos hicieron miles de maniobras para que no llegáramos, llegamos igual, y bueno ahí se impuso una junta electoral LIMPIA, se impusieron condiciones, se lo dejó a la defensiva, bueno, después de hecho votaron...
F: Y eso ¿en qué año fue, Raúl?
R: Y esto lo de, (en el 2000). (...) LA TOMA digamos de ZANÓN y todo esto, se fue en octubre del 2001, fue un año, ya llevábamos un año como comisión directiva del sindicato, nosotros las, las claves, digamos, que tuvimos siempre fue que eh, PRIMERO COMO BANDERA, el tema de la EQUIPARACIÓN DE SUELDOS, el tema de que todos ganáramos lo mismo, a igual trabajo igual salario, y estas cuestiones, Y EL TEMA DE EMPAREJAR PARA ARRIBA DIGAMOS LOS SUELDOS, esta fue una pelea permanente que no, nunca pudimos dar vuelta, ...fue una pelea brutal también contra LOS DESPIDOS, en toda esa época empezaron a haber mil despidos Y ACÁ EN ZANÓN NUNCA PUDIERON TOCAR A NADIE. (...) Después... con el tema de... la, de LA OCUPACIÓN, bueno, FUE ESTO, digamos, LA EMPRESA VENÍA YA HACIENDO MANIOBRAS, venía planteando que no tenía los sueldos para pagar, venía sacando créditos millonarios, de la provincia, del estado provincial y todo, que no devolvía y que acá vos no lo veías, digamos no era que hacían inversiones en esto, sino que era guita que nadie sabía adónde iba, EMPEZAMOS A DENUNCIAR NOSOTROS un vaciamiento de la fábrica, obviamente, nadie nos dio ni cinco de bola, hicimos movilizaciones, hicimos mil cosas, y no hubo caso, hasta que estalló este conflicto mucho más grande, ...así que eso fue octubre del 2001, y bueno, lo primero que hicimos fue quedarnos en el lugar de trabajo, es decir, NO FUE LA OCUPACIÓN COMO TAL, sino de mantenernos todos en los puestos de trabajo, y que nadie se fuera a su casa...
F: // o sea que ellos ahí, digamos, lo que hace la patronal, básicamente, digamos, amenaza con cerrar la fábrica, ¿cómo fue?
R: Sí, primero, dijeron que no tenían, sacaron el transporte, sacaron el servicio de comedor, sacaron el servicio de enfermería, y dijeron que no tenían plata para pagar nada ((rápido)), y, y bueno, nosotros nos quedamos igual, DIJIMOS COMPAÑEROS TENEMOS QUE LLEGAR A LA FÁBRICA COMO SEA, sin el transporte sin nada, llegábamos igual, y como es, y bueno, EMPEZAR A EXIGIR, nos quedamos en ASAMBLEA PERMANENTE, los tipos pasaron unos días y apagan los hornos, porque seguían entrando los supervisores, todo el mundo, ( ) seguía todo normal, este, pero no se laburaba, o sea, entraban a las oficinas ellos y todo, o sea que, ellos apagan LOS HORNOS uno de los días, apagan todo y bueno, eso fue, para nosotros la declaración de guerra, apagar los hornos acá en ZANÓN como en cualquier fábrica eh, industrial grande, digamos (...) era todo un detalle, diciendo que no la abrían más. ENTONCES NOSOTROS NOS QUEDAMOS, viste como es, las carpas, unos meses, MOVILIZÁNDONOS, yendo a Casa de Gobierno, Ministerio de Trabajo, Casa de Gobierno, Tribunales, todo, a todos lados, este, hicimos cortes de ruta, cortes de puente, y bueno, sin ninguna solución, HICIMOS MUCHO LABURO EN LA COMUNIDAD, hicimos comisiones de trabajo, se formó la comisión DE MUJERES, que era con esposas, hermanas, madres, hijas de obreros de ZANÓN, y la comisión de mujeres bueno, fue, jugó un rol...
F: ...¿importante?...
R: MUY IMPORTANTE, muy importante en todo el conflicto, PORQUE DIFUNDÍA DE OTRA MANERA, nosotros de alguna manera tenemos un discurso bastante duro, bastante áspero, pero las mujeres HABLABAN DESDE OTRO LUGAR, era firme, era duro también, pero desde otro lugar, era otra sensibilidad[34], y, bueno así se fue llegando a...
F: ...mirá que impensable...((asombro)), ¿y eso les permitió tener más, más relación con la comunidad?
R: UN DIÁLOGO ENORME (...) En el medio pasó DICIEMBRE DEL 2001, digamos EL 19 Y 20 DE DICIEMBRE, que hubo bueno, todo el estallido este en LA ARGENTINA, nosotros dijimos bueno, también, acá estamos con la fábrica ocupada, todo esto, dijimos bueno ES ACCIÓN DIRECTA LA COSA, este, nos pusimos, estábamos en sintonía, digamos ((risas)), con lo que estaba pasando...
F: O sea, que les sirvió mucho lo que pasó el 19 y el 20?
R: ...DESDE YA, COMPLETAMENTE, FUERON AIRES FRESCOS PARA NOSOTROS IMPRESIONANTE, Y EL HECHO QUE LA GENTE TOMARA LAS COSAS POR SU CUENTA, DIGAMOS, (...) así que nosotros dijimos, OFENSIVA, acción directa, vamos a poner la fábrica en marcha, y empezamos a discutirlo desde ahí, a preparar todo y bueno, en febrero del 2002, empezamos a poner en marcha la fábrica, la primera línea (...) creo que el 19 y el 20 PERVIVE EN ALGUNOS LUGARES, y MODESTAMENTE, creo que uno de los lugares donde pervive es (acá en ZANÓN) ((risas))...
F: (acá en Zanón)...((rápido))
R: Sí, acá en ZANÓN. El hecho de que haya, digo, y tal vez no sólo en ZANÓN, sino en otras fábricas también. Para nosotros es directo, porque digamos, en la mayoría de las fábricas que han sido recuperadas, esto o lo otro, de alguna manera los han LEGALIZADO, los han tratado de ENCASILLAR, y todo esto. ACÁ es el único lugar todavía que se mantiene en forma completamente, eh, AUTOGESTIONARIA, digamos, y completamente LIBRE, digamos, acá es en las asambleas, eh, acá no rendimos cuenta a nadie hasta el día de hoy, este, está todo judicializado, está puesto en la Legislatura, qué se yo, pero no hay ninguna solución, entonces esto sigue, digamos, acá se sigue trabajando, acción directa plena, tanto en la producción en la venta, y DESPUÉS lo grueso también es que ZANÓN NO ES SOLAMENTE ESTA FÁBRICA, digamos, nosotros, participamos de lo que es LA COORDINADORA REGIONAL DEL ALTO VALLE, que es que cuando NOS JUNTAMOS CON OTROS SINDICATOS, CON DISTINTOS MOVIMIENTOS DE DESOCUPADOS de acá de la zona, y después tenemos un laburo muy hermanado con los compañeros del MTD, DE NEUQUÉN, Movimiento de Trabajadores de Desocupados, que nos empezamos a juntar EN LA CALLE, digamos, ellos estaban haciendo su reclamo, nosotros el nuestro, NOS EMPEZAMOS A MIRAR, porque nos cruzábamos en la calle cada dos por tres, paramos en un momento, y dijimos bueno a ver, JUNTÉMONOS, CHARLEMOS, empezamos a discutir y, empezamos a programar actividades juntos y de ahí en más, no nos separamos más...
F: ...no se separaron más...((rápido))
R: ...ESO HA SIDO CLAVE TAMBIÉN PARA NOSOTROS. Es decir, porque no ha sido solamente diálogo con la comunidad, sino con los sectores que han estado en lucha, hemos estado (permanentemente JUNTOS)...
F: ...O sea que el tema de la relación con otros movimientos, ¿es un así, un tema central también en la posibilidad de resistir?...
R: ...TOTALMENTE, totalmente...
F: ...¿cómo fue la relación con los sindicatos y con los partidos políticos?[35]
R: Mirá, con respecto a los sindicatos, nuestro, la Federación, digamos a la que corresponderíamos nosotros, que es la Federación Obrera Ceramista, la relac ión ha sido (el choque permanente). (...) Más bien al principio apoyaban los planes de la patronal y después se callaron la boca, hasta el día de hoy.
F: ¿Inclusive la CTA, eso, también?
R: ...MIRÁ, con la CTA de acá, hemos tenido una relación ESTRECHA EN LAS CALLES, estrecha en las calles, CON DIFERENCIA a nivel de proyecto (...) se ha establecido MUY, MUY BUENA RELACIÓN CON LA BASE (...) y lo mismo con los gremios docentes, (...) con la Universidad, (...) con los estudiantes. (...) Y con respecto a los partidos políticos, bueno, LA IZQUIERDA (...) de hecho hay compañeros de las distintas organizaciones hoy trabajando, SOBRE TODO de las organizaciones de desocupados...
F: ...¿Cómo se identifican?...
R: ...nosotros esencialmente nos identificamos como TRABAJADORES, como trabajadores y todo pero TAMBIÉN, en alianza orgánica también con otros sectores de la comunidad ( ), y con el pueblo en general...
F: O sea, que de alguna manera, Raúl, EL TRABAJADOR, o sea, la sociedad sigue visualizando un lugar muy importante para “el trabajador”, a tal punto que ustedes en la fábrica han logrado juntar cosas que hace mucho tiempo que no se reencontraban en la sociedad Argentina...
R: ...COMPLETAMENTE, COMPLETAMENTE. Porque inclusive al trabajador en general, se lo ve, o inclusive, qué se yo, han surgido muchos movimientos que dicen bueno a la clase trabajadora no va a ningún lado, porque qué se yo, porque está muy aplastada, porque está la burocracia, porque está derrotada y qué se yo ((ironía)). Acá de alguna manera fue un hecho, un acto de desagravio en última instancia ((risas)) que los trabajadores cuando SÍ tienen las herramientas, tienen los mecanismos, y tienen objetivos claros pueden demostrar LA POTENCIALIDAD que se tiene, INCLUSIVE LA DE GENERAR UNA PERSPECTIVA DISTINTA, porque en última instancia ésto si bien es un granito de arena, en el medio de esta situación, pero genera cómo, una fábrica puesta al servicio de un patrón, o de un capitalista, es una cosa, digamos, la explotación a los mapuches, despidos, provocar vaciamiento, y todo lo demás, y es estafa y robo a la comunidad, cómo en manos de los trabajadores la cuestión se revierte completamente, significa, respeto hacia las distintas culturas, relación estrecha, estrecha con las comunidades mapuches, la, la generación de puestos de trabajo, la igualdad de oportunidades, y la democracia directa, (es otra sociedad) ((risas)). (...) lo que tiene de valioso esto pienso que es que DEMOSTRAMOS QUE SE PUEDE HACER (...) podría llegar a ser si, las fábricas funcionaran así, o si esto pasara con las empresas petroleras (...) (o con la sociedad), en su conjunto ((risas)), bueno, ni hablar, yo creo que ESO ES LO QUE TIENE MÁS VALIOSO, o sea, tiene una utilidad práctica de comer, viste, que mucha gente pueda, haya podido sobrevivir, y mantener los puestos de trabajo. Pero después la otra si uno quiere volar un poquito más, creo que, creo que la perspectiva es lo más importante...
F: ... me nombrabas recién el tema del ESTADO, del PODER, un poco, ¿han charlado algo, han discutido algo sobre la ...?
R.: ...TODO EL MUNDO ACÁ ENTIENDE QUE HACE FALTA HACER POLÍTICA, QUE CON EL SINDICALISMO NO ALCANZA, ahora después viene la diversidad de opiniones de cómo hacerla, cómo hay que hacer, si la tienen hacer otros por vos, si vos, bueno, toda esa discusión y, LO QUE Sí AVANZAMOS UN POCO MÁS, por lo menos para un sector importante de compañeros, fue el hecho de que, de que LOS TRABAJADORES TAMBIÉN NECESITAMOS UNA HERRAMIENTA, UNA HERRAMIENTA POLÍTICA, y para plantear estas cuestiones. Ahora no está madura del todo, es algo que está dando vuelta, que está en nuestras discusiones, que está en las opiniones, digamos, nosotros tenemos el periódico este “Nuestra lucha”, donde por ahí se vierten opiniones de distintos compañeros, y bueno, ahí es como que hemos abierto un debate, pero que no, no tiene concreción hasta el día de hoy, pero SE ESTÁ DEBATIENDO EN FORMA INTENSA, porque entendemos esto de que, de que esto es así, si nosotros solamente reclamamos, o solamente hacemos pequeños proyectos cuando lo que está de fondo era, es, lo que está de fondo es el problema de la sociedad y el problema de este SISTEMA, y esa es la discusión que tenemos abierta, que seguramente, y de esto estoy convencido, no, no lo tomaría el conjunto de la fábrica, no lo tomaría el cien por cien de los compañeros, pero igual parece interesante que a partir de este proceso por lo menos haya un sector de compañeros que empiecen a ver esta necesidad, y empiecen a dar pasos adelante, porque entendemos también y yo creo que lo que entienden muchos compañeros ahora, es que ésto no empieza y termina en ZANÓN, ésto va mucho más allá ((risas)). Inclusive qué se yo, desde este punto de vista han habido aportes interesantes, estuvo JAMES PETRAS, estuvo, CHARLAS ACÁ EN LA FÁBRICA, charlas en la universidad sobre ZANÓN y esto y lo otro, y MARCABA TAMBIÉN ESTAS CUESTIONES, no, que también en última instancia, han habido procesos de autogestionarios en varios países, históricamente en Yugoslavia, en Chile, en Perú, en Bolivia, este, Y SIEMPRE LO QUE ESTÁ DE FONDO Y LO QUE DEFINE ES (QUIÉN TIENE EL PODER)...
F: ...¿qué significó para ustedes el tema de luchas pasadas?, el tema bueno, que si bien es un proceso que estalló tiene una acumulación, inclusive uno podía retraerse, haberse hecho un debate sobre el Cordobazo, sobre el Peronismo... ¿qué han pensado sobre estos temas?...
R: Sí, sí, sí. Mirá que, que hemos aprendido bastante y nos queda mucho por aprender para adelante, en eso, eh, en realidad nosotros tampoco nos creemos que estamos inventando la pólvora, digamos, muchas de las cosas que hemos planteado nosotros, LA PLANTEARON LOS COMPAÑEROS DE LOS 70, LA PLANTEARON LOS 30.000 TAMBIÉN, la, y también EN OTROS PAÍSES DIGAMOS, de la lucha internacional, entonces, de ahí creo que hemos aprendido mucho y tenemos mucho más por aprender, eh, NO CONSIDERAMOS QUE SEAMOS UNA COSA ESPECIAL, digamos, SOMOS PARTE DE ESA MISMA CLASE QUE LUCHÓ ANTES, lo que pasa, lo que HAN CAMBIADO MUCHO LAS CONDICIONES[36], digamos, inclusive ha cambiado mucho las condiciones, la sociedad está bastante golpeada, las organizaciones, nuestras organizaciones, inclusive los sindicatos y todo, están bastante hechos percha y lo que no está roto o debilitado, lo tiene la burocracia, entonces, es como que hay que arrancar desde varios metros desde atrás, hay que ir a buscar la pelota al área ((alguien entra e interrumpe)) ...
F: ...hace un rato me comentaste el tema, bueno, el tema de el papel que jugaron LAS MUJERES, LOS JÓVENES, el tema de LAS COMUNIDADES MAPUCHES, contá un poquito más de eso, porque es muy interesante ¿no?, digamos, porque es como que amplía mucho el ESPECTRO...
R: Sí, no TOTALMENTE, esto también hay que decirlo, NO FUE SOLAMENTE DE LOS TRABAJADORES, DE LOS OBREROS DE ZANÓN, digamos acá participaron PROFESIONALES (...) gente de DISTINTOS ÁMBITOS. Y bueno, y con las comunidades mapuches, teníamos una cierta relación vieja, porque ZANÓN les explotaba las canteras y no les pagaba un mango, este, inclusive, TRABAJABAN integrantes de la comunidad ( ) mapuche, trabajaban en las canteras y tampoco les pagaban los sueldos y todo esto ( ), entonces en un momento ellos HICIERON UNA MOVIDA cuando acá estaba en pleno la producción, BAJO ZANÓN, digamos BAJO EL PATRÓN, entonces nosotros también de alguna manera, este, en esa época no se podían hacer medidas de fuerza todavía, era re complicado acá, no estaba lo suficientemente firme, pero hacíamos petitorios, salíamos a hacer declaraciones, mandábamos cosas a los medios en solidaridad con la comunidad mapuche EN CONTRA DE ZANÓN que los explotaba, nos encontramos muchas veces EN LA CALLE, en MOVILIZACIONES, JUNTOS, y todo esto, cuando fue la, que ocupamos la fábrica y TUVIMOS UN BOICOT de todas las materias primas, porque todas las empresas no nos querían vender materia prima para poder producir, “...solidaridad empresarial, solidaridad de clase...” ((risas)), bueno LOS PRIMEROS QUE SE ACERCARON A OFRECERNOS LAS CANTERAS, LAS TIERRAS Y TODO ESO FUERON LOS COMPAÑEROS DE LA CONFEDERACIÓN MAPUCHE. Y entonces, eh, y DIGAMOS, RECONOCIENDO ESTA CUESTIÓN, de que veníamos luchando hacía un tiempo JUNTOS, y que SU APORTE podía ser ESE, y fue ESPECTACULAR! ((exclama)), después de ahí dio lo del cerámico mapuche, la línea mapuche, que está ACÁ fue hecha EN COMÚN CON ELLOS, también como un acto de desagravio a lo que, a toda la historia que tenía acá, no. Este, eso y con los estudiantes lo que te decía, primero con agrupaciones, después yendo a LA UNIVERSIDAD y después una lucha bastante dura, hace unos años atrás, en la universidad, contra los recortes y contra el arancelamiento, este, toda la comunidad universitaria, hicieron MANIFESTACIONES ENORMES, y que COMPARTIMOS, y que hicimos movilizaciones JUNTOS Y DEMÁS, cantando “...obreros y estudiantes, unidos y adelante...”, como en las viejas épocas ((risas)), y cortes de puente en común y todo, y eso dio que también, empezáramos a hablar de un PACTO OBRERO-UNIVERSITARIO, en el sentido de la colaboración de ellos ACÁ, técnica de onda, para darnos una mano en un montón de cosas, y de parte nuestra el apoyo incondicional a la defensa de la educación pública y demás, digamos, tuvimos varias cuestiones en común, recitales en común, este, actividades en común, era impresionante ver, emotivo ver afiches, cuando hacíamos campaña en defensa de la universidad y en defensa de ZANÓN bajo el control obrero, y los afiches con el escudo de la universidad, y con el escudo del sindicato ceramista, digamos, eso se trabajó muchísimo así, así que, digamos fueron nexos que fuimos haciendo, fueron redes que se fueron construyendo que fueron fundamentales, para mantener esto, fueron fundamentales para la lucha.
F: ... EL TEMA SALARIAL, no, y DE LA PROPIEDAD PRIVADA, más que todo (...) A NIVEL DE LA SOCIEDAD, ¿qué discusiones han tenido?...
R: Sí, mirá, el tema salarial ACÁ ADENTRO, para empezar por lo más fácil, es que discutimos EN UNA ASAMBLEA, que, lo que te decía al principio, acá había mucha diferencia salarial, muchos compañeros desde $500 hasta $1500, $1600, este tema se discutió ANTES DE ENTRAR, antes de poner en marcha la fábrica se discutieron algunas cuestiones, y una de las cuestiones que se discutió fue esto, el tema que NOS FIJÁRAMOS más o menos UN OBJETIVO DE SUELDO, un objetivo de sueldo que rondara los $ 800 PARA TODOS POR IGUAL, para todos por igual, y bueno, se hizo así. AHORA lo único que ha variado, digamos, es que, lo, por, tenemos muchos compañeros que tienen MUCHOS AÑOS ACÁ EN LA FÁBRICA, 20 años, 25 años, 18 años de antigüedad y todo esto, y TAMBIÉN más necesidades, entonces lo que, se, incrementó de alguna manera fue de empezar a pagar LA ANTIGÜEDAD...
F: ...cuántos obreros están acá trabajando?...
R: ...Y mirá, empezamos 240, hoy somos 360. Sí, y con respecto al tema de la propiedad privada de la fábrica, que fue un tema muy candente, y que acá, eh, más bien se hablaba de LOS DERECHOS DE CADA UNO, también el derecho A VIVIR, el derecho a tener un trabajo DIGNO, y todo eso, entonces como que, el tema de la propiedad privada se planteó SI ERA UN OBSTÁCULO PARA VIVIR VAMOS ADELANTE...
F: ...si yo te pongo para que vos hagas un balance en relación a cómo fue el proceso, eh, te pongo por un lado LA NECESIDAD de compañeros de no quedarse sin trabajo, digamos, la necesidad de llevar el mango a la casa, y por otro lado EL APORTE DE ALGUNOS COMPAÑEROS QUE VIVIENDO LA MISMA SITUACIÓN TENÍAN ALGÚN TIPO DE FORMACIÓN POLÍTICA como es el ejemplo de tu caso, cómo lo balanceas vos en relación a el aporte que han hecho la experiencia, ha sido complementario, ha sido 50 y 50, ¿cómo lo pensás?[37]
R: ...Sí, sí, ha sido un aprendizaje COMÚN, sí, sí, sí, yo siempre eso lo valoro muchísimo porque hemos aprendido TODOS acá, hemos aprendido parejo, para mí fue fundamental el hecho de que tuviéramos ALTERNATIVAS, y esas alternativas no las inventamos nosotros, sino que las tomamos de la historia, las tomamos de, por última instancia de cada partido político, aún con cada idea distinta que hay, y hay miles, en última instancia lo que intenta reflejar es parte de LA HISTORIA, la historia de lucha de clases (...) YO PERSONALMENTE OPINO QUE NO, NO HAY PROCESO ESPONTÁNEO QUE LLEGUE HASTA EL FINAL, NI TAMPOCO ESTE, TEORÍA SOLA QUE LLEGUE HASTA EL FINAL, POR OTRO LADO CON UN PEQUEÑO GRUPO DE ILUMINADOS, NO, CREO QUE ES LA COMBINACIÓN, QUE CUANDO SE COMBINA ESA CUESTIÓN, CUANDO SE COMBINAN ESTAS CUESTIONES TEORÍA-PRÁCTICA, CUANDO SE COMBINAN VIEJAS EXPERIENCIAS CON LAS NUEVAS, YO CREO QUE AHÍ VA SALIENDO EL FERMENTO DIGAMOS, QUE, QUE ES LO QUE PUEDE DAR ALGO HACIA ADELANTE. HA SIDO ASÍ, CON MUCHAS DISCUSIONES, MUCHAS BATALLAS POLÍTICAS, ALGUNAS GANADAS OTRAS PERDIDAS, CON MUCHO INTERCAMBIO, CON MUCHO APRENDIZAJE, CON ERRORES, HEMOS COMETIDO MUCHOS, CREO ACÁ, PERO POR SUERTE LA LÍNEA FUNDAMENTAL NO LA PERDIMOS ENTONCES AL NO PERDER ESO, LOS COMPAÑEROS TE BANCAN INCLUSIVE LOS ERRORES, TE BANCAN LAS DISCUSIONES Y TODO ESTO Y TAMBIÉN SABIENDO QUE VOS RESPETAS LAS OPINIONES DEL CONJUNTO. YO CREO QUE ESO HA SIDO FUNDAMENTAL Y HA SIDO ESA COMBINACIÓN[38], SÍ, SÍ...
F: ...hablemos del tema del cambio social...¿cómo lo piensan y cómo se posicionan con respecto al socialismo como alternativa?
R: CLARO, si lo anterior que te decía era heterogéneo esto lo es MÁS, digamos hay algunos compañeros que te ven al socialismo en general pero sin entender hasta el final o sin saber, o sin tener postura de cómo llegar, o cuál es la forma, o de qué estamos hablando cuando hablamos de socialismo, porque en última instancia, los últimos años se nos habló mucho de socialismo real y qué se yo, muchos de nosotros consideramos que eso no era socialismo digamos, el socialismo es cuando se vive bien, y no cuando se reparte la miseria ((risas)), entonces eh, pero son conceptos que digamos tenemos, algunos compañeros, algunos más avanzados otros menos, algunos más elaborados, otros no, algunos más pensados a otros ni se les cruza por la cabeza, PERO SÍ SE HA DADO DISCUSIÓN INTERESANTE, QUE SÉY, YO CONOZCO MUCHOS COMPAÑEROS DE DIRECTIVA, QUE HOY SON MUY BUENOS DIRIGENTES Y TODO, QUE YO ME ACUERDO AÑOS ATRÁS CUANDO CHARLÁBAMOS, LO VOTARON A DE LA RÚA, O A MENEM MISMO, O ACÁ AL MOVIMIENTO POPULAR NEUQUINO, Y QUE HAN HECHO UN AVANCE EN SU CABEZA ESPECTACULAR EN POCO TIEMPO, ESTE, ENTONCES ESO TAMBIÉN ES COMO QUE TE DA QUE PENSAR QUE TAMBIÉN, EN UNA VIEJA DEFINICIÓN: “QUE LA CONCIENCIA DE LA GENTE NO ES DE CEMENTO”... ((se termina el 1º cassette))...ha abierto mucho a la reflexión, hay mucha discusión abierta todavía, por eso te decía que por ahí desde ZANÓN, o desde el Sindicato Ceramista y todo no hay propuestas así, homogéneas, oficiales o que tengan que ver con ésto, sino que más bien que son parte de debates hoy...
F: ¿debates del día a día?...digamos
R: ...Y DE REFLEXIONES COMUNES Y QUE VAMOS AVANZANDO, sí, sí, pero CONSIDERO QUE DEBIÉRAMOS HACERLO PARA HACER LAS COSAS EN LA FORMA MÁS CONCIENTE POSIBLE Y QUE ÉSTO NO TERMINE EN UNA FÁBRICA OCUPADA QUE ANDE BIEN O EN UNA FÁBRICA OCUPADA QUE ANDE MAL, O EN UN DESALOJO, O EN LO QUE SEA, LA PELEA CONTINÚA, YO CREO QUE ACÁ MUCHOS COMPAÑEROS ENTENDIERON QUE ES ASÍ, QUE EL FUTURO TE LO FORJÁS VOS, Y TENÉS QUE SER PARTÍCIPE ACTIVO DE ÉSTO, NO ESPERAR, YO CREO QUE ESO, DE POR SÍ ES UN GRAN PASO, SI HAY UNA DISTINCIÓN, Y ESTO NOS HAN RECONOCIDO EN MUCHÍSIMOS LUGARES, EH, SI HAY UNA COSA QUE DISTINGUE A ZANÓN DEL CONJUNTO DE LAS FÁBRICAS Y TODO ESO, ES QUE HAY MUCHÍSIMOS COMPAÑEROS MILITANTES, PERO MILITANTES DE ZANÓN, MILITANTES DE LA CAUSA, MILITANTES QUE SE HAN CONVERTIDO EN MILITANTES, y que se sorprende muchas veces que a cualquier reunión en Buenos Aires, en las reuniones, encuentros de fá-[39], o sea, indistintamente pueden hablar 20, 30 compañeros y vas a escuchar a compañeros con personalidad, hablando con fundamento y demás, y desenvolviéndose, yo creo que desde ese punto de vista, ha sido, HEMOS HECHO UNA ESCUELA, DIGAMOS, ENTRE TODOS HEMOS IDO APRENDIENDO Y SE HAN IDO FORJANDO MUCHÍSIMOS COMPAÑEROS que tal vez años atrás ni abrían la boca en una asamblea y que HOY HABLAN EN UNA MARCHA, HABLAN EN UNA UNIVERSIDAD, HABLAN EN UNA CHARLA, este, y bueno, yo creo que eso también tiene mucho valor....
F: ...el tema del contacto con la sociedad neuquina, es muy bueno, ¿no?, la gente los quiere mucho...
R: ...Sí, sí el contacto ES PERMANENTE...
F: ¿internacionalmente también?...
R: internacionalmente también, hemos tenido varios VIAJES, han viajado DISTINTOS COMPAÑEROS A DISTINTOS LUGARES, y bueno, ha tenido bastante difusión, que va desde economistas, pasando por intelectuales, por filósofos, sociólogos, qué se yo, estuvo NOEMI KLEIM instalada un mes, acá haciendo un trabajo, un documental de ZANÓN, que te voy a presentar ahora a la brevedad, CINEASTAS, gente de, GRUPOS ANTIGLOBAL DE EUROPA, qué se yo, hasta BANDAS DE ROCK, que han grabado temas acá adentro, grupos de Rock and Roll acá adentro de la fábrica, eh, la relación con LA BERSUIT, con, ahora CON ATAQUE que en la última placa viste, hicieron un tema dedicado A LOS OBREROS DE ZANÓN...
F: ... ¿qué papel cumple la lucha para ustedes?...
R: ...LA LUCHA HA TENIDO DOS PATAS, grandes ((lento)), una el tema de la fábrica y la producción es parte de nuestra lucha, porque, teníamos que demostrar que esto podía andar, teníamos que hacerla andar para vivir, y teníamos que hacerla andar para demostrar que los obreros somos capaces de hacerlo sin patrones y de generar puestos de trabajo y demás...
F: ¿eso por un lado era una lucha política también entonces?...
R: TOTALMENTE, Y FUE UNA LUCHA, porque hubo que, acá por ejemplo todo lo que es administración, compras, ventas, todo, todo lo que sea laburo, son todos obreros, SON TODOS OBREROS que antes estaban en la línea, en los hornos, que eran mecánicos, que eran este, son todos compañeros de acá de la producción, que tuvieron que aprender, con comisiones de trabajo y demás, eh, enfrentar la multiplicidad de problemas que se nos enfrentaban en la producción, organizarla, bueno, todo eso, fue toda una lucha ENORME (...) y en la parte política tenía que ver con el nexo con la comunidad, con la justicia, con el gobierno, con el Estado, la relación con los otros sindicatos, con los otros movimientos sociales y todo, entonces, y que es la segunda pata, DIGAMOS, LA SEGUNDA PATA QUE ES DEL PORTÓN PARA AFUERA, digamos todo el resto de la, la, las relaciones que son múltiples y son muchas, con todo el resto de los sectores, O SEA QUE ESAS DOS COSAS FUERON LAS FUNDAMENTALES, este, y que siempre se remarcan acá, por eso, por ahí, no es que a las movilizaciones van los compañeros que no tienen nada que hacer, se vota en las asambleas, y hay veces que se dice bueno, dejemos tal línea en marcha porque sino no llegamos a fin de mes, esto o lo otro, y el resto vamos a la movilización, otras veces decimos, no, ESTO ES MUY IMPORTANTE y se para la fábrica, y nos movilizamos todos, este, digamos esta es un poco LA PRÁCTICA que tenemos, pero º(es una combinación), PERO SIN LUCHA NO VAMOS A NINGÚN LADO, LA CLAVE DE LA CUESTIÓN ES SEGUIR LA LUCHA, Y EN TODOS LOS ÁMBITOS DONDE LA TENGAMOS QUE DAR (...) POR ESO NOSOTROS NO HEMOS RENEGADO DE NINGUNA DE LAS FORMAS, creo que hubiese sido un error haber centrado en un solo camino, nosotros no solamente con piquetes, no solamente luchando o en la calle, con movilizaciones íbamos a llegar sino que TENÍAMOS QUE ABRIR TODOS LOS FRENTES, ESO FUE LO QUE HICIMOS...
F: ...¿soñás con un mundo distinto?, ¿cómo te lo imaginás?...
R: ...Sí, DESDE YA, desde ya, PERO NO ES SOLAMENTE SOÑAR SINO TRABAJAR TODOS, creo que eso es lo más importante...
F: Bueno, Raúl, ha sido un honor gigante para mí...
R: No, por favor...
 
VI – Análisis preliminar del registro[40]
 
A - En lo que hace al contexto de la experiencia en general, las condiciones fabriles se han constituido desde un proceso político cual fue la última dictadura militar. Es desde esta transformación cuando se logra a nivel interno una serie de dispositivos que normalizan el interior de los cuerpos productivos de los obreros como apéndice del capital. Las posteriores ampliaciones formales de la democracia no entorpecen en nada estos mecanismos, sino que son funcionales. El principal soporte de normalización es el mecanismo de “despido”, o la categoría social del despedido, que funciona como un dispositivo similar a la del desaparecido, es decir, produce miedo, alineación y pasividad en la sociedad. La puesta en producción sin patrones es de algún modo una crítica a la democracia formal y sus inconsistencias, y un reclamo y asunción de la necesidad de construir nuevas formas de gestión social y democráticas. En lo que hace al surgimiento de la experiencia Godoy explica que ésta no emerge desde la nada, sino como un proceso, en donde comienzan a desarticularse los dispositivos que ha tejido el poder para silenciar la reflexividad obrera. En una situación en donde la dominación se torna total a tal punto de desaparecer las relaciones de poder, los obreros logran a través de la burla y el juego, generar ámbitos alternativos a la comunicación oficial, ámbitos de algún modo clandestinos, que van sentando las condiciones de posibilidad de la experiencia.
B - En lo que hace a la definiciones antagonistas Godoy sitúa en un pie de igualdad a Zanón (grupo económico y patrones), a la democracia actual (delegativa, propiedad de los poderosos, e institucionalizadora de la praxis) y al sindicato Ceramista (apéndice del poder o mecanismo de desarticulación de las luchas). En relación a estas relaciones de antagonismo se van constituyendo puntos de articulación de una identidad: la categoría de trabajadores con las que se identifican los obreros de Zanón excede por mucho los límites de una fábrica y de su ingreso socio-económico. Esta categoría busca centralmente rastrear una concepción antropológica del hombre, en donde la multitud ve expropiada desde el poder su fuerza y potencia para producir, reproducir y crear el mundo en sus formatos materiales e inmateriales. Por lo tanto, asumir la productividad humana significa recuperar esta capacidad colectiva de pensar que las cosas no están allí dadas, sino que su constitución y cambio dependen de nosotros. Asumirse trabajadores es afirmar que el colectivo tiene la fuerza y la potencia como para no depender del poder disciplinador, como para demostrarle a éste que es puro fetiche, que su fuerza depende en conjunto de la sangre del trabajo, y es por tanto y en última instancia, una resonancia en las condiciones de posibilidad social de otra existencia, una tentación a la sociedad civil hacia otras relaciones sociales y de poder. Por ello el poder se identifica con todo lo que genera expropiación y fetiche: democracia formal, patronal y sindicato burocrático. Si bien en la Argentina la categoría de trabajador ha sido conceptualizada como una referencia bastante codificada relativa a la visión de trabajador como trabajador peronista, los obreros reconstruyen a un trabajador más participativo y crítico, a partir de la experiencia histórica del Cordobazo. Es decir, el pasado también es obra de reconstrucción y creatividad productiva. O mejor dicho, ser productores es saber reconstruir nuestro tiempo y nuestro espacio, ya sea en condiciones pasadas, presentes o futuras, situacionales o extra-situacionales.
C - En lo que hace a las definiciones organizativas o de funcionamiento Godoy nos dice que las formas organizativas asamblearias-horizontales que asume la experiencia son mucho más que una mera formalidad. Éstas son una construcción colectiva que reflejan el proceso de expropiación de las fuerzas vitales por parte de la multitud. A través de estas nuevas formas organizativas, los obreros demuestran que es posible gestionar un mundo que incluya la voz de los involucrados, y no simplemente pensar la gestión social como un proceso técnico desde la mente de algunos privilegiados. Todos podemos, se trata de generar las condiciones para que todos podamos.
D - En lo que hace al aporte de identidades culturales en la experiencia aparecen las cuestiones relativas a género, la problemática de los profesionales y estudiantes, las comunidades mapuches (aborígenes de la región) y los colectivos artistas relacionados centralmente al Rock. Es decir, la experiencia de Zanón muestra cómo la multiplicidad es central para pensar la reconstrucción de las nuevas identidades amplias. Si bien en tiempos pasados, la homogeneidad de los marcos productivos permitían identidades más fijas y homogéneas, en las condiciones productivas pos-fordistas esto es imposible. Ahora bien, coqueteando con Hegel y Zizek (1998), así como en la era estatal la universalidad abstracta (estado nación) permitía mediar lo particular (trabajador de una fábrica) para que éste sea universalidad concreta (explotado como trabajador permito la igualdad y la libertad abstracta de mi estado nación); la sociedad pos-estatal corre el riesgo de que la crisis de la mediación universal abstracta (crisis del estado nación), repercuta en una tendencia a pensar que el pensar y el hacer crítico dependen de problematizar sólo lo particular (estudios culturales de los últimos años). En realidad, esta preocupación excesiva por lo particular tiene como contracara el dominio hoy más absoluto que antes y casi no cuestionado del capital. Por lo tanto y de lo que se trata, es de mostrar que la multiplicidad debe ser capaz de generar una crítica radical a la nueva universalidad oculta y virtual del capital (globalización). Los procesos de construcción de hegemonías y articulaciones pueden ser un camino para pensar este movimiento, y los obreros de Zanón parecen comprenderlo de ese modo. Es decir, de algún modo, los obreros de Zanón (categoría particular) tienen un poco de todo lo que está contenido en la multiplicidad (universalidad), son un poco como todos, o sus problemas son bastante similares a los de todos. Por supuesto que este cierre nunca es total y la dialéctica hegeliana es imposible.
E – En lo que hace al proceso abierto el 19 y 20 de diciembre es una ruptura en la historia Argentina contemporánea. Constituye de algún modo y en las palabras de los obreros una insurrección de un nuevo tipo, que abre un estado destituyente de todos los núcleos efectivos en donde se manifiesta el poder dominante (congreso, presidencia, sindicatos, corte suprema, etc.) y una concomitante generación de condiciones constituyentes de producción, o lo que es lo mismo, la población tomando en sus manos los problemas que la afectan. Zanón es de algún modo parte de este proceso, en el sentido de que esta emergencia inesperada, sin dirigentes y sin consignas, genera una nueva coyuntura que funciona como una productora de nuevas prácticas al interior de la fábrica: desde la ocupación a la producción.
F – En lo que hace a la problemática de la articulación con otros espacios sociales y políticos, los obreros la han conceptualizado en dos dimensiones o jerarquías. Con “las bases” de movimientos progresistas la unidad en las calles y para la lucha es permanente. Este sería el caso de la CTA. Con aquellos espacios con los que se comparten coincidencias de construcción y de proyectos, además de las actividades de unidad en las calles, se pasa a un segundo nivel de articulación mucho más profundo, que implica discusiones y plenarios comunes, tal es el caso de la Coordinadora del Alto Valle o del MTD-Neuquén. A la primera dimensión podríamos conceptualizarla como coordinación y a la segunda como articulación. En ambos casos la relación es de igualdad y en forma de red, evitándose centralismos dirigentes. Además, dado el estado múltiple del suelo humano, la articulación es un rasgo teórico y práctico central de la experiencia. Este puede ser pensado en la obra de Gramsci (1973) y contemporáneamente en Laclau (1996).
G – En lo que hace a la representación sobre las formas históricas de acumulación Godoy deja entrever un cuestionamiento al sistema, en donde aparecen marcadas las primeras formas de articulación de un discurso hegemónico al interior de la experiencia. Por supuesto que las relaciones de poder son cualitativamente diferentes a los proceso de articulación social hegemónicos del sistema. El ejemplo de la democracia formal versus la democracia directa, o de la concentración de riquezas frente a la justa distribución de riquezas muestras las distancias.
H – En lo que hace al concepto de lo político y la política (poder y estado), en el discurso priman las categorías emergentes a partir de una definición de poder y estado muy cercanas a las visiones Gramscianas (1973).
I – En las concepciones acerca del cambio social también aparecen argumentaciones emergentes no previstas. La inmanencia en el planteo de Negri (2002) no deja de ser un concepto complejo –por no decir un planteo demasiado optimista- para comprender los procesos sociales. Sabemos que los procesos revolucionarios y las luchas emergen a través de la contingencia risomática y espontánea de la inmanencia: son un acontecimiento. Esto quiere decir que no se configuran a través de una estrategia diseñada de antemano. El 19 y 20 de diciembre así lo atestigua. Sin embargo, y mas allá de su importancia y hasta centralidad como momento ontológico, este sólo hecho hace de las luchas un momento muy frágil en el espacio social. Por ello, como bien entienden los obreros de Zanón, las revueltas requieren de algún momento articulador previo y, sobre todo, posterior a su emergencia. Ello con el fin de lograr configurar una voluntad colectiva de mayor permanencia que permita sostener los nuevos tiempos que se abren. Vale decir, que para que un movimiento sea efectivo en su radicalidad necesita de un espacio de construcción política tendiente a fortalecerlo y expandirlo. Aquí también aparece la centralidad de una teoría de la articulación como la de Laclau (1996).
 

Bibliografía
Antunes: “¿Adiós al trabajo?”, 1999, ed. Antídotos.
Benasayag Miguel: “Fundamentos para una metaeconomía”, 2002, ed. De mano en mano.
Benasayag Miguel y Sztulwark Diego: “Política y situación, de la potencia al contrapoder”, 2000, ed. De mano en mano.
Colectivo situaciones: “MTD de Solano”, 2001, ed. De mano en mano.
Colectivo situaciones: “Por una política más allá de la política”, 2002, ed. De mano en mano.
Colectivo situaciones: “19 y 20, apuntes para el nuevo protagonismo social”, 2002, ed. De mano en mano.
De la Garza Toledo: “Problemas clásicos y actuales de la crisis del trabajo”, 2001, ed. Clacso.
Dri Rubén: “El debate sobre el poder”, 2002. ed. El cielo por asalto.
Elster J. : “la realización personal en el trabajo y en la política: la concepción marxista de la buena vida”. Ed. Ministerio de trabajo, 1993, Madrid.
Fraser N. : “¿De la redistribución al reconocimiento?”. Ed. New Left Review, 2000, España.
Foucault Michel: “Discurso, poder y subjetividad”, 1995, ed. El cielo por asalto.
Gorz André: “Adiós al proletariado”, 1995, ed. El cielo por asalto.
Gramsci A: "Los intelectuales y la organización de la cultura", 1959, ed. Nueva Visión.
Gubert: “La etnografia”, 2001, ed. Norma.
Gutiérrez A: “Pierre Bourdieu. Las prácticas sociales”, 1997, ed. Universitaria de Posadas.
Hardt: “El laboratorio italiano”, 2002, ed. De mano en mano.
Harribey Jean Maried: “El fin del trabajo, de la ilusión al objeto”, 2001, ed. Clacso.
Holloway: “Doce tesis sobre el antipoder”, 2002, ed . de mano en mano.
Negri: “Contrapoder”, 2002, ed. De mano en mano.
Negri y Hardt: “Imperio”, 2002, ed. Piados.
Laclau, Ernesto: “Emancipación y diferencia”, 1996, ed. Ariel.
Laclau, Ernesto: “Nuevas reflexiones sobre la revolución de nuestro tiempo”, 2000, ed. Nueva visión.
Lista, Carlos A.: “Cuadernos de Sociología I”, 1992, Ed. Atenea
Marafioti (comp..) : “Recorridos semiológicos. Signos, enunciación y argumentación”, 1998, ed. Eudeba.
Mattini: “Sujeto y trabajo”, 2002, ed. De mano en mano.
Marx Carlos: “El capital”, tomo 1, 2000, ed. Fondo de Cultura Económica, México.
Morresi S. y Amadeo J.: “La política como trabajo”, en Teoría y filosofía Política (la tradición clásica y las nuevas fronteras), A. Borón (comp.), 1999, CLACSO.
Mouffe, Chantal: “El retorno de lo político”, 1999, ed. Paidos.
Offe Claus: “Los nuevos movimientos sociales cuestionan los límites de la política institucional”, en Partidos políticos y los Nuevos Movimientos Sociales, 1992, ed. Sistema.
Oxman: “La entrevista de investigación en Ciencias sociales”, 1998, ed. Eudeba.
Portelli Hugues: “Gramsci y el bloque histórico”, 1973, ed. Siglo veintiuno.
Saltalamaccia H: “La Historia de vida: Reflexiones a partir de una experiencia de investigación”, 1992, ed. CIJUP.
Touraine, Alain: “Los movimientos sociales”, en ¿Podremos vivir juntos?, 1997, ed. Fondo de cultura económico, Buenos Aires
Valles, M.S: “Técnicas cualitativas de investigación social”, 2000, ed. España.
Yuni, J. Y C. Urbano: “Mapas y herramientas para conocer la escuela. Investigación etnográfica e investigación-acción”, 1999, ed. Brujas. 
Zizek S. y Jameson F: “Estudios culturales. Reflexiones sobre el multiculturalismo”, 1998, ed. Paidos.
Zizek S.: "El sublime objeto de la ideología", 2002, ed. Siglo XXI. 


Notas
[1] Investigación sobre el proceso de recuperación de fábricas en la Argentina y la problemática del trabajo en las sociedades globalizadas. Aportes de la metodología cualitativa al estudio de los procesos sociales y políticos. El presente trabajo fue seleccionado en la cátedra de Metodología III (Metodolgía Cualitativa). Fue dirigido por la Profesora Titular, Mgter. Cynthia Pizarro. En esta versión sólo se incluye un fragmento de la investigación completa.
[2] Siguiendo a Valles (2000) puedo decir que entenderé por formulación del problema “...todo un proceso de elaboración que va desde la idea (propia o ajena) inicial de investigar sobre algo, hasta la conversión de dicha idea en un problema investigable...” (Valles, 2000:89). Para una mayor especificación remito a Valles o al trabajo completo. A continuación desarrollo 4 dimensiones fundantes de la problemática que abordo: una introducción general a la cuestión del trabajo; el planteo de la tesis del fin del trabajo; una caracterización estructural sobre la realidad de América Latina; una caracterización sobre Argentina. Este ejercicio es clave para, desde este marco estructural, poder mediatizar las interpretaciones que vayan surgiendo a partir de la entrada en campo.
[3] Fue desarrollada más contundentemente por Sabel y Piore. Ver Antunes (1999).
[4] Ideado por el ingeniero Ohno. Ver Antunes (1999).
[5] Esta reducción cuantitativa del proletariado industrial corre de parejo con una alteración cualitativa de la forma de ser del ser que vive del trabajo, que por un lado impulsa a una mayor calificación y por el otro a una mayor descalificación. En lo que hace al primer fenómeno mencionado, la reducción de la dimensión variable del capital frente a la dimensión constante (sustitución del trabajo vivo por el trabajo muerto) debido a las transformaciones tecnológicas, han provocado en las unidades productivas más avanzadas el fenómeno que Marx llamó “supervisor y regulador del proceso de producción”. Obviamente que esta tendencia es imposible en su realización plena bajo la lógica del capital, ya que de lo contrario estaríamos próximos a la desaparición de la relación del capital. Es decir, no siendo los robots ni asalariados ni consumidores, la dinámica estaría incapacitada de sobrevivir, por lo tanto, el capitalismo siempre necesita de la fuerza del trabajador como fuente creadora de valor más allá de la intelectualización alcanzada por este. Por otro lado la descalificación es manifiesta en los trabajadores de los sectores temporales (sin garantía de empleo), los parciales (de integración precaria) y los diversos sujetos insertos en la economía informal que abarca el 50% en los países avanzados. A estos se deben agregarse el subproletariado moderno o desempleados estructurales.
[6] Los datos empíricos en relación con dicho proceso contradicen la hipótesis de que estaríamos en una sociedad de servicios poscapitalista, no sólo por la naturaleza improductiva o al menos inmaterial de dicha producción, sino porque este proceso está íntimamente relacionado a una base material de desarrollo del plusvalor que es el polo industrial a nivel global.
[7] Esto nos advierte en lo que hace a la constitución de una subjetividad colectiva del trabajador la relación entre clase y género para conceptuar la articulación de un colectivo. De modo que una crítica al capital en tanto relación social debe contemplar las relaciones de explotación propias de la relación capital-trabajo como las relaciones de opresión propias de la relación hombre-mujer (así como toda relación de dominación que se dé en el campo de la identidad).
[8] Tienen en común la precariedad del empleo y la remuneración en un contexto signado por la desregulación de las condiciones de trabajo y la consecuente regresión de derechos sociales y protecciones sindicales, conllevando una tendencia objetiva a la individualización. Estarían vinculados a la economía informal de la sociedad dual.
[9] Sin embargo, este proceso no es de naturaleza económica o irreversible, sino más bien de tipo político. El relanzamiento de un nuevo movimiento social tiene hoy su base en una concepción amplia del trabajo que sin restringirse al mundo asalariado sepa articular desocupados, distintas expresiones de los ocupados, campesinos y una multiplicidad de formas de opresión que saben que entre lo social y lo político no hay ruptura. Desde estos gérmenes sociales pueden pensarse nuevamente proyectos colectivos.
[10] Esta tesis no sólo lleva implícita una noción mínima del trabajo como categoría asalariada e histórica (no antropológica), lo cual es bastamente cuestionable, sino que no deja claro por qué no ha desaparecido el capitalismo. En este sentido, por más impersonal que sea la acumulación y por más abstraída que se encuentre de los sujetos sociales, esto no elimina el suelo material mínimo de funcionamiento, que no es otro que una explotación que alcanza en este esquema niveles desmesurados de alienación. Es decir, no sólo no se ha eliminado la producción material (necesaria para la supervivencia de la humanidad), sino que sigue habiendo consumidores de estos bienes y de aquellos servicios, con lo cual también hay trabajadores productores que reciben un salario (aunque sean pocos) y desempleados que reciben subsidios y no precisamente para ocupar su tiempo libre, ya que mientras sea la lógica del capital dominante y por lo tanto el trabajo asalariado revista una preponderancia cultural, difícil será que estos esquemas de paliativos no sean otra cosa que útiles mecanismos de sumisión y opresión para estos trabajadores desempleados. Parece que esta crisis del trabajo más que una descripción social del fin del trabajo, es parte de la pérdida de legitimidad de las luchas sociales que hicieron del concepto de work un labor, defendiendo en consecuencia un proyecto social y político alternativo al hoy triunfante neoliberalismo.
[11] Estos datos fueron elaborados por el equipo CEIL-PIETTE en CLACSO.
[12] De ahora en más PEA.
[13] Al interior del movimiento existen al menos dos espacios diferenciados que disputan la orientación del mismo. Por un lado el Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas (MNER) en donde predominan las cooperativas relacionadas a la pastoral social, al PJ y a la CTA, y por el otro lado, las empresas bajo Gestión Obrera Directa (GOD) que tienen como eje a Zanón, Brukman y la Empresa minera de Río Turbio. En el primer espacio predominan las formas cooperativas pero también las asociaciones. En el segundo caso también predominan las cooperativas pero en base a un modelo de autogestión por parte de los propios trabajadores, con algunos casos de luchas por la estatización bajo control obrero en el marco pasajero de un funcionamiento ilegal de las propiedades
[14] Algunos autores hablan de economía social, en donde el capital social sería la acumulación central de los procesos.
[15] Para una definición conceptual de esta etapa dirigirse a Valles (2000).
[16] Yuni y Urbano (1999) explican que en las metodologías cualitativas no se habla de hipótesis, sino que lo que se busca es más bien esas respuestas tentativas, que denominamos anticipaciones de sentido. Estas funcionan como guías para el trabajo de campo y “ quieren significar que cuando el investigador se ‘sumerge’ en el campo lo hace orientado por una serie de categorías y esquemas mentales” (Ibidem; 95).
[17] Es útil a este respecto la conceptualización que introduce Sergio Morresi y Javier Amadeo (1999). Estos autores realizan una crítica a la centralidad que ocupó en las tradiciones marxistas ortodoxas la tecnología, y por derivación, la economía o fuerzas productivas en la determinación de la realidad social. En la concepción ortodoxa, la tecnología permitiría al hombre liberarse de las necesidades. Aquí aparece claramente la idea moderna de que la necesidad es una barrera a superar. Marx expresó esta concepción a través de la célebre frase: “de cada quien según sus posibilidades y a cada quien según sus necesidades”. Esto implicaba que la situación de escasez podría rebasarse en el mundo comunista, llegándose así a la liberación del hombre como potencia en acción. El corolario de esta idea era sin duda un abandono de la política o lo político. Sin embargo, como bien entienden los autores citados, esta es una interpretación posible del “trabajo” y “la libertad”, pero pueden existir otras, que sin caer en el posmarxismo y su tendencia a clausurar las posibilidades del cambio social, nos permitan repensar la política en una teoría y una práctica del trabajo. Desarrollemos un poco más esta idea que nos parece muy acorde a la experiencia que Zanón está desarrollando. En las visiones del determinismo tecnológico en sus diversas corrientes, incluyendo las marxistas, la tecnología se desarrolla autónomamente. Es decir, no son las relaciones sociales las que la determinan, sino a la inversa, son las relaciones sociales las determinadas o condicionadas por la tecnología. Aquí emerge la idea leninista de una tecnología neutral. Como los autores que sigo, sostengo, y Zanón es un bello ejemplo de tal situación, esta es una lectura incorrecta del pensar crítico. También coincido en que el mayor inconveniente de este punto de vista es que no deja lugar a la práctica de los individuos, produciendo como resultado experiencias políticas tales como la planificación burocrática o la socialdemocracia. Por lo tanto, el rol de la tecnología en el cambio social y en las problemáticas más acuciantes de nuestra existencia no puede ser central, ya que tanto lo tecnológico como lo económico es un producto histórico y frágil del estado de las relaciones sociales de producción. Aclaremos para los lectores: para Marx, las relaciones de producción no son un concepto económico. Para Marx, el hombre, al satisfacer sus necesidades de manera no instintiva, es centralmente un productor, y esto no sólo en el sentido de productor objetual o constructor de objetos. Este punto es clave. El hombre no sólo produce objetos. “...El proceso que el individuo lleva a cabo permanentemente en su devenir no es la obtención permanente de objetos, sino de objetivaciones, que a su vez le permiten erigirse en sujeto. La diferencia entre considerar al hombre como un productor de objetos y un productor de objetivaciones/subjetivación no es nimia. Por el contrario, la usual confusión entre estas dos formas de considerar la visión de Marx es la que lleva a muchos autores, desde los estructuralistas a los analíticos, desde los hegelianos a los feurebachianos, a ver a la teoría marxiana como economicista, naturalista, positivista, mecanicista, etcétera (...) El Trabajo Útil, probablemente uno de los conceptos de Marx más desatendidos en lo que respecta a su especificidad, es efectivamente lo que comúnmente se entiende por trabajo: la obtención de un objeto o valor de uso que satisface una necesidad. Sin embargo, Trabajo Útil no es igual a Trabajo en el sentido en que lo entiende Marx. No es el Trabajo Útil aquél que define la Esencia humana, sino el Trabajo a secas. El trabajo no es para el marxismo, como apunta Habermas en su Discurso Filosófico de la Modernidad, igual a producción material, sino a actividad de auto-expresión, proceso de objetivación del mundo y así de subjetivación de sí mismo. Pero “objetivación” no es “objetualización”. Para que la diferencia quede clara, necesitamos en principio recuperar la diferencia entre el trabajo como “work” y el trabajo como “labour” de la forma en que la entendía Marx (...) mientras que toda objetualización (obtención de un producto en sí) es labour, pareciera que toda actividad humana es un trabajo como work (...) en cuanto no es alienada...”(Morresi y Amadeo,1999:5). Todos los seres humanos, mujeres y hombres, desarrollamos procesos de objetivación: identificamos una externalidad, la mediatizamos, simbolizamos el mundo, y de ese modo lo creamos, lo objetivamos. Mediante este proceso también nos creamos a nosotros mismos, al Sujeto. Ahora bien, y aquí empezamos a aclarar un poco la cuestión; como ya venimos sugiriendo, una cosa es la objetivación y otra la objetualización. Esta última está emparentada con la alineación. “...En una sociedad alienada —es decir, en una sociedad en la que el hombre se enajena de su producto, de sus congéneres, de su actividad y de sí mismo, ya que se percibe como una cosa, el individuo deja de percibirse como productor de objetivaciones y de sí mismo, y se ve como objeto ‘ya’ producido. (...) El trasvasamiento de la vida, de la capacidad del productor a su producto, cosifica una objetivación y la convierte en inmutable. El proceso de objetivación/subjetivación se transforma así en proceso de objetualización. De un hombre vivo que creaba objetivaciones y se creaba a sí mismo como Sujeto pasamos a un ser que ve al mundo y a sí mismo como un objeto ya creado. Es el reino de las cosas en el que las mesas tienen fantasías similares a las de los hombres y viceversa. Los hombres, devenidos puros particulares y ya no individuos, no sólo objetivan sino que objetualizan: transforman a todo en un objeto, y en este mismo proceso se convierten ellos mismos en objetos y en presas de los objetos que se les presentan extrañados (...) Las relaciones sociales de producción capitalistas son objetivas, esto es: el producto objetivado de los hombres, el fruto de su actividad, de su vida como seres sociales, y que les permite ser sujetos. No obstante, al mismo tiempo, esta objetivación de la totalidad concreta inaprensible es objetualizada, con lo que pierde su carácter objetivo, de producto de la actividad humana. ...”(Morresi y Amadeo,1999:7). El trabajo como labour es el que desarrollamos en el proceso de satisfacer una necesidad orgánica para reproducirnos como espacie. Claro está, que el hecho de que el trabajo como labour está identificado en nuestras sociedades con trabajo alienado, es un problema estrictamente político e histórico, y no una relación natural. Por otro lado, el trabajo como work es el que realizamos como Hombres o ser genérico, creando y reproduciendo la sociedad y habitando nuestras múltiples situaciones cotidianas. Es decir, aquí, en el trabajo como work, nos estamos refiriendo a una actividad de un “hombre sujeto” que tiene por fin a otro “hombre subjetivado”. Con esto también decimos, que este trabajo sólo puede realizarse parcialmente en una sociedad alienada. Entonces, toda objetivación no objetualizada es trabajo como work, ya sea un bien de uso no fetichizado, o bien la política o el arte. Esta fisura entre el trabajo como work y el trabajo como labour es constitutiva a la naturaleza humana, y por lo tanto, conforma tanto nuestra actual y brutal sociedad mercantil, como alguna posible sociedad posmercantil. ¿Qué queremos decir con esto?. La posibilidad de pensar que la tecnología permitiría librarnos de la necesidad y por lo tanto de las cadenas de la escasez es equivocada y hasta contradictoria con las visiones más agudas que presenta Marx sobre la libertad. Para Marx la libertad estaba relacionada con las posibilidades de violentar el proceso de alineación que se desarrollaba históricamente en su sociedad, por ende, la libertad era esencialmente crear, trabajo como work. La humanidad, entonces, no estaba en liberarse de la necesidad, sino en que las necesidades se enriquezcan y se humanicen. Por lo tanto, no hay tal cosa como un estado de libertad, sino una lucha concreta y cotidiana que nos hace ser libres, creadores y trabajadores. Somos siempre un proceso y nunca llegamos a ser del todo un resultado. Sin embargo, y aquí se rompe la línea argumentativa que desarrollábamos, hay un tipo de necesidad que si es posible satisfacer para siempre: estas son las llamadas necesidades elevadas, humanas. En conclusión, en el reino de la libertad es posible eliminar la escasez del trabajo como work, y por ende, la de la participación o praxis política, permitiendo pensar la política como centralmente radical y autogestiva. “...Si en la sociedad mercantil el trabajo como work se ve eclipsado al ser subsumido por el trabajo como labour, en la sociedad postmercantil podría esperarse la liberación del primero. Tratando de ser más claros: cuando Marx dice que cabe aniquilar la escasez, puede estar refiriéndose a aquella escasez que es posible y deseable aniquilar: la de la Libertad humana (...) Al fin y al cabo, pensar a la política como un trabajo no alienado con fines elevados, es decir, pensar a la política como work, es retornar a una definición clásica: la política como el reino de lo posible, la política como el reino de la Libertad.” (Morresi y Amadeo, 1999:13)
[18] Para profundizar en la relación objetivos generales y específicos remito a Yuni y Urbano (1999).
[19] Esta fase del proceso metodológico es definida por Yuni y Urbano (1999) como la fase donde se define el cómo se va a resolver el problema de investigación que se ha planteado. 
[20] Ver Lista (1992).
[21] Ver Valles (2000)
[22] Ver Marafioti (1998) y Oxman (1998).
[23] A continuación transcribo un fragmento de la entrevista que realicé el día 14 de enero del 2004 a Raúl Godoy, uno de los máximos referentes del proceso social desarrollado en la Fábrica de Zanón en la ciudad de Neuquén Capital. La entrevista tuvo una duración aproximada de 90 minutos y fue desarrollada en las instalaciones de la fábrica. Las palabras referenciadas con la letra regular constituyen el cuerpo de la entrevista. La letra F asigna al entrevistador (Federico) y la letra R al entrevistado (Raúl). Al pie de página se resaltaron las notas correspondientes al diario del entrevistador, vale decir, al registro que utilicé para consignar las características de la interacción a medida que transcurría la entrevista. En este registro comienza mi análisis interpretativo del discurso obrero de Zanón, ya que como bien entienden varios autores, la investigación cualitativa se caracteriza por la flexibilidad en los momentos de interpretación. Por otro lado, en la trascripción incorporo la notación gramatical de los analistas Sacks, Schegloff y Jefferson, desarrollados por Claudia Oxman (1998).
[24] (//) señala un tono en descenso.
[25] // señala una pausa prolongada y / una pausa menos prolongada.
[26] MAYÚSCULAS señala intensidad o volumen y acento y énfasis.
[27] Las palabras entre paréntesis señalan superposiciones entre los hablantes.
[28] Registro: acá el entrevistado deja entrever como los mecanismos de poder instaurados en la dictadura bajo la fórmula social del desaparecido han sido apenas reinventados bajo nuevas fórmulas como la desocupación. O lo que es lo mismo, de algún modo paradójico la figura del desaparecido y la del desocupado guardarían puntos comunes. Ambos son generados para dar funcionalidad a un sistema que manifestaba rasgos de crisis, ambos niegan la vitalidad y la productividad, ambos aparecen como explicables desde el poder pero sin capacidad de ser resueltos, ambos paralizan y generan miedo, ambos actúan como disciplinadores del orden social, ambas figuras nacen en la Argentina con la dictadura militar. 
[29] Registro: trato de confirmar mi idea de que en la práctica obrera cotidiana los pares democracia-dictadura pueden llegar a no ser contradictorios. De hecho, en las condiciones del capital-parlamentario actual, democracia y dictadura parecen complementarios.
[30] Las palabras entre dos paréntesis señalan fenómenos extra-verbales.
[31] °( ) señala intensidad o volumen bajo.
[32] Registro: Aquí hay una ruptura con la noción de representación de la teoría política, los obreros dejan de delegar en los patrones y sindicatos y pasan a ser responsables y artífices de su destino en la fábrica.
[33] ( ) señala fragmentos inaudibles.
[34] Registro: muestra como la importancia de la mujer se debe a la asunción de su propio rol femenino en la esfera pública. Acá aparece una idea bien definida de género.
[35] Registro: introduzco la relación con espacios sociales más institucionalizados que un movimiento de desocupados de las características antes mencionadas: partidos políticos y Centrales Sindicales.
[36] Registro: si bien advierte que las situaciones son distintas, dice que su identidad está entrelazada con la continuidad de las luchas militantes pasadas, centralmente con toda aquella generación que luchó por un país distinto. Ahora bien, esta primera identificación es más bien de naturaleza general, ya que a un nivel más profundo y relacionada con su condición de obreros, el entrevistado omite referirse al peronismo como suceso significativo y prefiere anclar su memoria en el Cordobazo, fenómeno que dio origen en la Argentina al clasismo, con expresiones como el SITRAC SITRAM. Es decir, parte de la potencialidad subversiva de la experiencia se manifiesta en obviar una identidad que se constituyó como una medida de institucionalidad del poder vigente (el peronismo), más allá o más acá de sus logros, y enfocar la corporalidad de la experiencia desde una historia que se mostró como el epicentro de la lucha de clases y la posibilidad de un cuestionamiento a las experiencias institucionales y burocratizadas de la clase trabajadores (el Cordobazo) hacia una transformación total del sistema. Esto es bastante natural después de las crisis de legitimidad con que el sindicalismo peronista ha quedado posicionado, no sólo frente a la sociedad en general sino también con respecto a la clase trabajadora en particular.
[37] Registro: introduzco la dicotomía conducción-espontaneísmo, o inmanencia-construcción, presente en autores como Laclau (construcción y conducción) y Negri (espontaneísmo e inmanencia). En esta pregunta ya empieza a plantearse la cuestión del cambio social.
[38] Registro: el entrevistado plantea que la dicotomía por la que lo interrogué no es necesariamente contradictoria y sirve para distintos momentos del proceso. Lo importante es el equilibrio y la posibilidad de que se teja como un aprendizaje en común.
[39] - designa una emisión trunca
[40] transcribo las principales argumentaciones emergentes del discurso de Godoy.
Comunidad UCC

COMUNIDAD UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn RSS